COMBINACIÓN CARA AL CULO (FISURA GUILLETE)/SILVESTRE – LLAMBRIÓN DE LAS BERROQUERAS (PARED ACERADA) – LOS GALAYOS

Estamos en pleno estío y se hace imperiosa la necesidad de buscar vías de escalada protegidas de la canícula veraniega. Como es habitual, Los Galayos nunca fallan en estas fechas siempre que busquemos vías con la orientación adecuada. Es el caso de Cara al culo, situada en la conocida como Pared Acerada, en la cara oeste del Llambrión de las Berroqueras, de aproximación corta respecto a la mayoría de las vías de Los Galayos, y orientación amable para el verano, hasta el punto de que si empezamos muy temprano será necesario echar algo de abrigo en la mochila. La ruta fue abierta en septiembre de 1983 por Gabriel Martín, Juan José Fernández y Belén Molina, en tres largos muy recomendables, entre los que se encuentra la Fisura Gillette, una joyita que no puede faltar en la colección de cualquier enamorado de la mejor escuela de escalada de autoprotección de la zona centro.


Desde el parking de la Plataforma del Nogal del Barranco tomamos el Carril de los Galayos, camino perfectamente empedrado, en dirección a la Apretura. Nos llevará aproximadamente una hora alcanzar la segunda fuente, la Fuente Macario, a partir de la cual iremos atentos a un camino que sale por la derecha a unos cinco minutos, y que sube por una canal empedrada hasta la base de la pared, perfectamente visible desde el carril.

El primer largo (V) comienza en una fisura muy vertical perfecta para las manos, en la que también podemos ir empotrando los pies, ayudándonos de las numerosas regletas de granito que abundan a ambos lados. Entran bien los friends de tamaño mediano, que podremos colocar a placer donde queramos, muy de agradecer ya que la dificultad es la propia de los quintos de Galayos, vamos que se trataría en la mayoría de las escuelas de un quintazo superior como la copa de un pino, y siempre coge algo fríos al empezar la escalada. Al terminar la fisura debemos irnos hacia la derecha por una amplia terraza hasta que podemos remontarla ayudados por un par de setitas romas muy buenas para las manos y llegar a la reunión, muy cómoda, montada en dos cáncamos bastante separados (aconsejable una cinta larga para triangular).


Desde la reunión se presentan dos opciones. La primera sería tirar por lo más evidente, pero se trata de un diedro que corresponde a la vía Silvestre (V), o bien comenzar por el diedro unos tres metros para abandonarlo hacia la derecha por la evidente, impresionante y aconsejable Fisura Gillete, por la que transcurre el segundo largo (V+) de la Cara al culo. Se trata de una laja gigantesca que forma una bavaresa increíble en la que en todo momento tendremos buen agarre para las manos y posibilidad de asegurar sin problemas. Es más psicológica que difícil, a lo que contribuye tanto el ambientazo del entorno como el fino filo por el que vamos con la sensación de que se va a romper en cualquier momento. Pero tranquilos, que ya lleva ahí mucho tiempo y así seguirá probablemente mucho más. Quizá lo más difícil esté al final, por el tramo en que la fisura se puede coger con invertidos y donde hay que vigilar más los pies por la presencia de musgo que delata que estamos en una vía incomprensiblemente poco repetida. En resumen, un largo diez, de lo mejorcito de la zona. La reunión es colgada y se monta también sobre dos cáncamos bastante separados.


El tercer y último largo sigue recto por una fisura fina, protegible bien en los primeros metros, hasta llegar a una zona en la que encontramos dos clavos nuevos y sikados, aunque el superior ya se mueve un poquito. Por encima la fisura se ciega y sólo puede protegerse con microfriends o microfisureros. Sino llevamos al menos tres o cuatro hay que contar con un tramo final expuesto. Nosotros optamos por hacer el último largo (IV+) de la vía Silvestre, que además tiene una reunión un par de metros por debajo de donde estamos bastante más cómoda. Hay que coger un diedro evidente y sencillo con unos pasos en travesía a la izquierda. El diedro en la parte superior tiene algún pasito más difícil y al terminar obliga a hacer una fácil travesía a la derecha para alcanzar la reunión (dos cáncamos). Aunque este largo podría dividirse en dos montando reunión en dos parabolts que hay a la mitad, no es necesario. También se puede alcanzar la reunión abandonando el diedro hacia la derecha para ascender en oblicuo por una placa expuesta hasta la reunión.


Es posible trepar hasta el final del risco, hacia un agujerito característico, para hacer cumbre. Son sólo unos cuantos metros pero luego hay que destrepar de nuevo hasta la reunión. Para el descenso lo más sencillo es rapelar directamente por la vía. Bastará con un primer rapel de unos 40 metros y luego otro más largo, de unos 50 metros hasta el suelo.


Actividad realizada por Adam Tipluica, Luis Martínez y Pablo Parrón el 27 de julio de 2018.

Datos prácticos:

Acceso: desde Madrid tomamos la A5, carretera de Extremadura, hasta el kilómetro 91, donde cogemos el desvío hacia Arenas de San Pedro. En Arenas de San Pedro una señal indica hacia Guisando y El Hornillo. Tenemos que ir a Guisando, unos tres kilómetros, y desde aquí hasta la plataforma del Nogal del Barranco (otros tres o cuatro kilómetros), donde dejamos el coche. En total, casi 180 kilómetros que se hacen en unas dos horas o dos horas y media.

Desde la bella comarca de La Vera, en el norte de Cáceres una bonita carretera que recorre todos los pueblos, de la comarca, la EX-203,  y se transforma en la CL-501 al entrar en Avila por el pueblo de Candeleda, hasta un desvío a la izquierda que marca 7 kilómetros hasta Guisando, unos diez antes de llegar a Arenas de San Pedro. Es una opción fantástica para conocer una de las zonas más bonitas de España, con una diversidad vegetal de primera categoría. Una hora y media aproximadamente de entretenimiento en el coche para toda la familia en la que pasamos por multitud de zonas aptas para el baño que pueden hacer que nunca alcancemos nuestro destino…

Desde la plataforma del Nogal del Barranco (1.240 m.) parte un camino empedrado El Carril”) por el que en aproximadamente una hora llegamos a la segunda fuente, la Fuente Macario. Seguimos subiendo por el carril y en unos cinco minutos veremos hitos hacia la derecha que suben directamente a la base de la pared. En total 1,30 h. Para hacer esta vía nos ahorramos la subida por la Apretura. La primera fuente que veremos, la Fuente del Amanecer, está casi a mitad de camino.

Dificultad: V, V+ (Fisura Gilette) y IV+ (el último largo de la vía Silvestre).

Longitud: 100 metros.

Horarios: la escalada se hace como mucho en dos horas y el descenso hasta el parking en una hora larga.

Material: un juego de friends y fisureros. Importante llevar piezas pequeñas, sobre todo si hacemos el último largo de la Cara al culo. Todas las reuniones están montadas con dos cáncamos rapelables. Casco, siempre indispensable, en Galayos no llevarlo es una temeridad imperdonable. Incluso en verano es aconsejable llevar algo de abrigo.

Más información:

- Sierra de Gredos. Guía de Escalada. 100 vías del IVº al 6b, de Raúl Lora, publicado por Ediciones Desnivel, 2013. Págs. 192-193.
- Escaladas en el sureste de la Sierra de Gredos. Riscos de Villarejo, Galayos y Torozo, de Gabriel Martín. Ediciones Desnivel, 1994. Págs. 89-90.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!