SUR CLÁSICA DEL PAJARITO – LA PEDRIZA

El Risco del Pajarito alberga varias clásicas de calidad y no suele estar abarrotado, gran parte de la aproximación transcurre a la sombra de los árboles y en total suele llevar aproximadamente una hora, tanto si accedemos directamente por el camino que sale a la izquierda tras cruzar el puente de madera del aparcamiento de Cantocochino, sube hacia el Cancho de los Muertos y continúa hasta el risco, como si accedemos por la autopista de La Pedriza. Si vamos por la autopista, antes de llegar a la altura del Refugio Giner un hito poco visible marca el camino que sube a la izquierda hasta Collado Cabrón, desde donde sale otro camino a la derecha hacia el Pajarito.

La vía Sur Clásica se abrió en 1952, al parecer por Santiago Heredero y algunos amigos, y hasta hoy se ha repetido tantas veces que en los tramos clave ya se nota el paso de la gente. No obstante, el siempre genial granito de La Pedriza la sigue reclamando como una de las rutas obligadas de esta excepcional escuela.


Al llegar localizamos rápido un gran diedro con árboles hacia el centro de la pared, por donde empieza la vía. Con un tiempo más propio de finales de septiembre que de casi diciembre comenzamos el primer largo (V-), con unos pasos fáciles se alcanza un viejo espit bien visible desde el suelo y se sigue fácilmente hasta un árbol y unos metros por encima hasta otro árbol tras el cual se despeja el panorama y el diedro se cierra en una fisura por la que se progresa muy bien pues permite meter bien los pies y asegurar con friends medianos-grandes. Reunión montada. Unos 45 metros.


El segundo largo (6a o A1/IV+) supera nada más salir de la reunión una bavaresa que patina más de lo deseable (6a) protegida con tres espits en buen estado. Si se resiste se puede hacer fácilmente en artificial con solo tirar de las cintas. Al primer seguro se llega casi desde la reunión con lo que el factor de caída se reduce rápidamente. Por encima terreno fácil (IV) con un clavo y algún paso tonto hasta un árbol en el que montamos reunión. Unos 25 metros.


Una hermosa chimenea a la izquierda de la reunión inicia el tercer largo (V). Superamos el primer resalte de la chimenea, muy abierta, de unos cuatro metros. Por encima la chimenea se presenta sinuosa y se va estrechando. Parece asequible pero nuestra vía la abandona hacia la derecha hasta un par de chapas viejas en las que se solía montar reunión, para seguir por una placa fácil con setas, hasta la reunión (un espit al lado de una gran seta algo roma para asegurar). Unos 40 metros.
 

El cuarto largo (6a o A1/IV) sube al gran bloque cimero del Pajarito. Para montarse en el bloque una seta cada vez más roma pero aún con buen agarre permite superarse hasta otra seta alargada y con mejor canto de la que ya se sale sin problemas. También se puede montar un pedal y alcanzar directamente la seta alargada sin más complicaciones. Unos metrillos fáciles y estamos en la cima. La reunión hay que montarla. Unos 15 metros.


El descenso se hace destrepando con cuidado por el lado opuesto al de llegada un par de metros (poco evidente pero buscando los agarres no es difícil). Veremos las anillas de rapel en la cara este pero todavía unos metros por debajo. Es preferible rodear un par de metros a intentar alcanzarlas recto. Con un rápel de 20 metros llegamos a un gran balcón desde el que ya se puede destrepar aunque es mejor alargar el rápel otros 20 metros para evitar un corto pero delicado destrepe.


A la vuelta, para completar la jornada, decidimos hacer una parada en el Cancho de los Muertos donde la vía de artificial Tinto de Verano nos dejó unas buenas fotografías para soñar en casa.
 
 
24 de noviembre de 2011. Luis Sebastián/Pablo Parrón y Fernando Blas/Frank

Datos prácticos:

Acceso: ver comienzo de la reseña.

Dificultad: V-, 6a (o A1/IV+), V, 6a (o A1/IV). Una gran vía clásica que se puede disfrutar aunque el sexto grado nos quede lejos.

Longitud: 120 metros aprox.

Horarios: una hora de aproximación, un par de horas para la vía y 45 minutos para la vuelta a Cantochino.

Material: en la vía sólo hay algún espit y algún clavo. Salvo la primera reunión las demás hay que montarlas. Un juego de friends y fisureros. Casco.

Más información:

- Sur Clásica del Pajarito: Guía de Escalada de La Pedriza, de J. Ignacio Luján y David A. Zapata, págs. 382-384. Editorial Barrabés.
- Tinto de Verano, Cancho de los Muertos: Clásicas de la zona centro, de Daniel Alcojor, págs. 174-175. Ediciones Desnivel.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!