ALTO ATLAS - MARRUECOS - Alto Atlas Marroquí: la pedrera indomeñable

Cualquier época puede ser buena para visitar el Alto Atlas Marroquí. En invierno y primavera las posibilidades para el esquí de travesía y alpinismo son numerosas, y en las épocas más calurosas las montañas del Atlas nos alejan del sofocante calor de Marrakech ofreciendo también numerosas posibilidades para el trekking y la escalada.

El 2 de julio de 2011 vuelo de Madrid a Marrakech con el objetivo de dedicar la semana a subir varios cuatromiles haciendo una pequeña travesía entre los refugios que gestiona el CAF de Casablanca en medio del macizo. Como después haré un pequeño viaje por Marruecos tengo que reducir el equipaje al máximo. Además el planteamiento es hacerlo solo y prescindiendo de mulas de carga con lo que tendré que llevar el equipo para vivaquear, comida y el GPS bien a mano para no perderme en la gigantesca pedrera del Atlas. 


Salvo la concurrida subida al Jebel Toubkal (4167 m.), la cima más alta del norte de Africa, es fácil no encontrarse con nadie en las ascensiones a los demás cuatromiles y los caminos no están tan transitados ni cuentan con las buenas indicaciones a que estamos acostumbrados en Europa.

La época elegida, la primera semana de julio, es suficiente para que la nieve ya no sea obstáculo que obligue a cargar con crampones, aunque la persistencia de numerosos neveros y corredores aún nevados me pueda forzar a buscar pasos alternativos en algún momento. El recorrido que tengo planteado comienza en Imlil, pequeña población situada a unos 70 kilómetros al sur de Marrakech y 1740 metros de altitud, para ascender hasta el Refugio Tazaghârt (o Jacques de Lépiney), a 3000 metros. La segunda jornada será una travesía hasta el Refugio del Toubkal (o Louis Neltner), cruzando el collado del Tizi n'Tadat y ascendiendo al Biiguinnoussene (4002 m.). La tercera etapa que me planteo consistiría en subir desde el Refugio del Toubkal (ya liberado de la pesada mochila, pues volveré a dormir al mismo sitio) hasta el Toubkal Oeste (4030 m.), continuando hasta el Toubkal (4167 m.), desde el que debería intentar recorrer la arista que lleva hasta la Aiguille d'Ifni (4080 m.), volver por la misma arista hasta el Toubkal, seguir hasta el Imouzzer (4010 m.) y volver al Refugio del Toubkal. La cuarta etapa subiré desde el Refugio del Toubkal hasta el Timezguida (4089 m.) y el Ras (4083 m.). Y para la última jornada reservo el largo descenso desde el Refugio del Toubkal hasta Imlil por la ruta normal que pasa por el Santuario de Sidi Chamharouch, otra vez cargado con la mochila hasta arriba. Esto sobre el papel, luego en la práctica... a ver qué es lo que sale.


Nada más salir del aeropuerto de Marrakech un taxista me ofrece llevarme al centro de la ciudad por 100 dh, el doble del precio oficial para dicho trayecto y que además figura anunciado dentro del aeropuerto, así que me voy directo al autobús nº 19, que por 20 dh hace el mismo servicio, mientras el taxista me llama reduciendo sucesivamente el precio; ochenta amigo, sesenta... Biiien, estoy en Marruecos, me gusta este país, la gente, la comida, las montañas y la escena del taxista me recuerda de golpe que ya estoy aquí.

El autobús para enfrente de la Koutubia, al lado de la plaza de Jemaa el Fna. Lo mejor es coger un pêtit taxi para que nos lleve al lugar desde el que salen los grand taxi hacia Imlil, donde por 50 dh pago una plaza en uno de los viejos mercedes que llevan a 6 pasajeros (dos en el asiento delantero y cuatro en el trasero), más el propio taxista. El viaje dura unas dos horas para unos 70 kilómetros.

En Imlil enseguida aparece un joven marroquí que me lleva a Mzik, un pueblecito aún más pequeño a un kilómetro que es buen punto de partida para mi ruta porque está en la pista que deberé tomar mañana. En Mzik y después de regatear con Ibrahim me alojo en su Guest House donde por un buen precio tengo un colchón en el suelo, cena y desayuno.

Primer día: Imlil - Refugio Tazaghârt (o Jacques de Lépiney).

El 3 de julio salgo de Mzik (1800 m.) a las 8,00 h. camino al Refugio Tazaghârt (o Jacques de Lépiney). En el centro del pueblo de Imlil sale una pista a la derecha hacia Mzik. Desde que veamos el cartel que indica la llegada a Mzik seguimos andando por la pista 5 minutos y justo cuando acaban los árboles hay que coger un caminito que sale a la derecha, poco evidente al principio pero enseguida bien marcado hasta el collado del Tizi n'Mzik (2489 m.) que vemos al fondo. Desde el collado hay que descender unos metros y tomar el camino de la izquierda, que transcurre al lado de una valla de alambre durante un buen tramo hasta que desaparece mientras el camino bordea la montaña y nos lleva al poblado de Azib Tamsoult (2250 m.), donde hay un rudimentario refugio en el que también se puede acampar. Como la jornada es larga y con buen desnivel puede ser una opción si preferimos ir más relajados. Me siento media hora con Hamid el encargado del refugio, tomamos un té y sigo mi camino tras rechazar las mulas que me ofrece contratar para seguir hasta el Refugio de Tazaghârt. 

Desde Azib Tamsoult el camino se adentra en el estrechamiento que tenemos enfrente por el que fluyen las Cascadas de Irhoulidene. El camino va primero por la derecha del río, luego cruza a la izquierda y vuelve a la derecha para enfilar el empinado ascenso por las cascadas, buenas caídas de agua de hasta 20 metros. El tramo es muy bonito y el sol me regala un radiante arcoíris entre la cortina de agua de uno de los saltos, aliviando el fuerte desnivel que se salva en pocos metros. Las cascadas pues, se suben por la izquierda en sentido de la marcha (derecha orográfica del curso de la corriente). Desde las cascadas el camino serpentea y cuando suaviza la pendiente se ve ya el Refugio Tazaghârt (3000 m.), al que me dirijo de frente y llego a las 13,30 h. En el refugio está solamente el guarda. No obstante, si pretendemos dormir en él conviene avisar previamente porque lo normal es que sólo esté previo requerimiento (ver más adelante en "datos prácticos").

Monto la tienda en el duro suelo al lado del refugio, me acerco a la cascada para lavarme y paso el resto del día leyendo y descansando. En total me ha costado subir 5,30 h. y el desnivel ha sido de unos 1600 metros.


Segundo día: Refugio Tazaghârt (o Jacques de Lépiney - Refugio del Toubkal (o Louis Neltner), cruzando por el collado del Tizi n'Tadat y ascendiendo al Biiguinnoussene (4002 m.).

El 4 de julio la luz me despierta sobre las 7,30 h. y a las 8,50 h. estoy listo para salir hacia el Refugio del Toubkal, tras haber recogido la tienda y desayunado unas galletas y un vaso de leche en polvo que compré en Imlil. Por detrás del refugio sale un sendero en dirección sur por el Aougdal n'Bouidarene que se abandona a los diez minutos de marcha por la izquierda para alcanzar el corredor oeste (que enfila la subida en dirección sureste). Las mulas no pueden franquear este paso por lo que las probabilidades de encontrar gente son escasas y trazo por equivocación una línea demasiado hacia la izquierda, en dirección este, alcanzando un corredor que presenta cuatro bloques empotrados sucesivos. El corredor oeste presenta un solo bloque empotrado y evita los tramos de escalada del corredor al que por error me dirijo, y se encuentra unos trescientos metros a la derecha.

Por terreno descompuesto, empinado y muy trabajoso se asciende hasta entrar en el corredor (ver track GPS). Un bloque empotrado corta el paso y se supera por gradas por la derecha (expuesto, III). Superar el bloque de frente parece muy difícil. Se llega a un segundo bloque empotrado con un pequeño nevero al pie, mucho más grande que el primero y que no se puede sortear. Se supera por la derecha y es difícil con zapatillas de trekking y la mochila a la espalda (unos tres metros de IV+). Enseguida aparece otro bloque empotrado de similares dimensiones al segundo y que tampoco se puede sortear. Se sube por la derecha y no es fácil (III+ duro y por roca muy resbaladiza). Unos metros por encima aparece un cuarto bloque empotrado, más pequeño y con apariencia bastante difícil similar al primero de los bloques. Al igual que el primero puede sortearse saliendo del corredor por gradas a la derecha. Se retoma el corredor y por bloques (II) se llega a un colladito desde el que se aprecia hacia la derecha la canal de nieve que aun persiste en el corredor oeste. 


Desde el colladito se hace un breve destrepe (III) de unos 6 metros y perdiendo la menor altura posible me dirijo, con tendencia hacia la derecha, hacia el corredor oeste superando sus últimos metros por roca a la izquierda evitando pisar la nieve sin crampones. Al llegar al collado respiro al ver una bajada sencilla y reconocer las líneas del Dedo del Tadat y el Tizi n'Tadat al frente. Para ir directamente hasta el Refugio del Toubkal habría que descender por el valle unos metros y volver a subir para alcanzar el Collado del Tadat pero estoy en la cuerda que une el Biiguinnoussenne con el Dedo del Tadat y el Tadat y la remonto hacia la derecha para ascender el primero de los cuatromiles que figuran en mi plan de ruta. Atravieso un pequeño nevero que aguanta el rigor del verano y por terreno de II llego a una línea de nieve. Se trata de un corredor que asciende pero tengo que escalar a su derecha por roca pues no llevo equipo de nieve. Se va dejando mientras supero varios pasos de III. Unos metros antes de acabar el corredor se sale por la izquierda buscando los hitos que nos guían por la rebuscada subida hasta la cima (II/II+ mantenido). Al llegar hay dos hitos de cima separados por una fácil trepada y subo a los dos (4002 m.). Como una barrita y bebo algo de agua antes de emprender el descenso, al principio por el mismo camino de subida y luego hacia el Dedo del Tadat dejando a la izquierda el corredor de nieve (hitos en todo el tramo). El Dedo se rodea por la derecha (este) y se llega al collado del Tizi n'Tadat donde encontraremos un círculo de piedras en el que es posible vivaquear. 


En el collado hay que girar a la derecha (este). Se trata de una larga canal con roca descompuesta que a veces se ensancha, otras se cierra, y tiene numerosas bifurcaciones. Aunque encontremos el mejor camino, es expuesto y hay muchísimos destrepes de III. Un tramo lo desciendo entre la rimaya de la nieve (a la derecha) y la roca con una piedra afilada a modo de piolet que encuentro sin problemas. Antes de llegar al final del corredor se sale por la derecha (hitos), haciendo una diagonal hasta el Refugio del Toubkal que divisamos enseguida. Llego al refugio sobre las 15,00 h. En la actualidad existen realmente dos refugios, el del Toubkal o Neltner y unos metros por debajo el Refugio des Mouflons. Ambos habilitan una zona para camping y monto la tienda en el Refugio des Mouflons en el que no hay casi nadie y parece algo mejor conservado que su vecino. En ambos refugios cuentan con duchas de agua caliente.

En total los tiempos de la jornada son los siguientes: 2,30 h. desde el Refugio Tazaghârt hasta el final del corredor que aquí llamaré oeste (el que se usa normalmente se denomina oeste pero su orientación real es noroeste) que presenta cuatro bloques empotrados. Una hora más hasta la cima del Biiguinnoussene. 30 minutos desde la cima del Biiguinnoussene hasta el Tizi n'Tadat (Collado del Tadat), y 2 horas para el descenso de la canal este del Tadat hasta el Refugio del Toubkal. Total: 6 horas y unos 1100 m. de desnivel.



Tercer día: Refugio del Toubkal (3207 m.) - Toubkal Oeste (4030 m.) - Toubkal (4167 m.) - Refugio del Toubkal (3207 m.).

El día 5 de julio empiezo a andar a las 8,50 h. rumbo al punto más alto del Norte de Africa. Será la única jornada en la que encontraré gente a lo largo del día. Por detrás del refugio remontamos unos metros el torrente hasta una tabla colocada a modo de puente que permite cruzar al otro lado. Comienza una gigantesca pedrera indomable y atravieso algún resto de nevero siguiendo hitos y tramos de camino empinado hasta llegar cerca del Collado del Toubkal y me desvío a la derecha hacia el Toubkal Oeste (4030 m.). Vale la pena continuar desde la cima hasta otra cima secundaria (en la que hay hitos) y que ofrece vistas estupendas. El último tramo es una trepada muy entretenida (F+). Hasta aquí llevo dos horas de caminata. Por el mismo camino regreso al Collado del Toubkal y subo al Toubkal por el camino marcado con flechas blancas, claro e incómodo. Poco a poco se va reduciendo la pendiente hasta la cima (4167 m.) "decorada" con un gran vértice metálico en forma de triángulo al que me aferro para sacar la foto de rigor. Tres horas desde que salí del refugio (todo a buen paso).

Estoy solo unos minutos en la cima y desciendo por la arista que según he leído permite alcanzar la Aiguille d'Ifni (4080 m), que se considera una cima independiente. Tras un primer destrepe y unos 100 metros por la arista veo que lo que queda es una trepada delicada y con mucho patio y me doy la vuelta. Con cuerda y compañero la decisión hubiera sido muy distinta pero decido no arriesgar más de la cuenta.


De vuelta a la cima del Toubkal me equivoco interpretando la señal del GPS y en vez de continuar hacia el collado norte para subir al Imouzzer (4010 m.), tomo la arista oeste-noroeste que baja hacia la Punta Imlil, hasta un collado. Cuando me doy cuenta del error decido regresar al refugio por la vía más rápida, pues las fuerzas ya empiezan a flaquear, y giro hacia la izquierda para bajar haciendo un pequeño círculo hasta enlazar con la ruta normal del Toubkal, y volver por el mismo camino de subida hasta la tienda instalada a los pies del refugio. 

En total la jornada me lleva 5,30 h. para unos 1200 metros de desnivel: 2 horas desde el refugio hasta el Toubkal Oeste (4030 m.), una hora desde el Toubkal Oeste hasta el Toubkal (4167 m.), 50 minutos para el intento a la Aiguille d'Ifni, y una hora y media larga para la vuelta al refugio.

Cuarto día: Refugio del Toubkal hasta el Timezguida (4089 m.) y el Ras (4083 m.).

Para la jornada de hoy 6 de julio de 2011, intentaré subir las dos cumbres más altas del Atlas después del Toubkal, el Timezguida (4089 m.) y su vecino Ras (4083 m.), con cumbre bicéfala. Salgo de la tienda a las 8,15 h. cuando el sol ya ha despuntado y despeja el frío matutino. Hoy han aparecido nubes pero no parece que amenacen más que unas cuantas gotas. Se sale por encima del refugio remontando el camino en dirección sur, recto y sorteando algunas depresiones por donde mejor nos parezca. A nuestra izquierda el torrente baja cargado con agua del deshielo y forma algunas cascadas hermosas. Hay que atravesar un par de pequeños torrentes. 

El sendero está marcado con hitos hasta el Tizi n'Ouagane, el collado que vemos al fondo del valle tras andar unos quince minutos desde el refugio. Antes de llegar al collado se puede salir hacia la derecha en dirección a un pináculo muy característico (de unos 7 metros y que no parece muy difícil de escalar), haciendo una diagonal, con lo que ganamos algo de tiempo. Además permite ir por roca, evitando las pendientes finales hasta el collado cargadas aun de nieve y peligrosas sin crampones. Una vez en la arista no dejarse impresionar por lo que viene porque, aunque parezca una escalada seria, se puede subir sin superar en ningún caso pasos de II grado. Hay muchos hitos y trazas de camino. Al salir de este tramo, muy entretenido y espectacular para su baja dificultad, sigo recto faldeando la loma del Ras hasta el evidente Timezguida, que se sube fácilmente. Unas 2,30 h. desde el refugio a buen paso. En 30 minutos bajo al collado que une el Timezguida con el Ras y subo el Ras Norte y, a continuación, el Ras Sur (más alto) por el colladito que los une (pasos de I/II con ambientazo que permiten disfrutar como una cabra libre). Tres horas desde el refugio. En otras dos horas bajo por el mismo camino hasta el refugio, a paso relajado. En total 5 horas para 900 metros de desnivel.



Quinto día: Refugio del Toubkal (3207 m.) - Imlil (1740 m.), por la ruta normal que pasa por el Santuario de Sidi Chamharouch.

Para la última jornada reservo el largo descenso (1500 metros de desnivel negativo) hasta Mzik, cerca de Imlil, donde dormiré en casa de Ibrahim y recogeré el resto de mi equipaje antes de seguir viajando por Marruecos. En total tardo algo menos de cuatro horas, muy tranquilo y parando 20 minutos a tomar un refresco helado en el agua de una acequia en uno de los puestos que encuentro en la bajada con un paisano con el que no puedo intercambiar más que sonrisas ya que no conocemos una lengua común. El camino no tiene pérdida y a medida que descendemos encontraremos algunas tiendas y puestecillos donde comprar desde una botella de agua hasta fósiles y minerales. El camino pasa por el Santuario de Sidi Chamharouch con una mezquita al lado de un gran bloque pintado de blanco que es lugar culto para muchos peregrinos. Durante la mayor parte de la bajada tenemos a nuestra derecha una garganta con charcos y cascadas para deleitar los ojos en nuestros últimos pasos por las montañas del Atlas.


Datos prácticos:

Cómo ir: para llegar al Atlas la opción más rápida y en la mayoría de los casos económica consiste en tomar un avión hasta Marrakech. Aparte muchas otras compañías las opciones de Easyjet y Ryanair son particularmente interesantes. Desde el aeropuerto Marrakech-Menara sale el autobús nº 19 hasta el centro de la ciudad a intervalos regulares de una hora por 20 dirhams. Un pêtit taxi nos puede llevar por más o menos el mismo precio hasta la parada de taxis con destino a Imlil donde el precio para una persona en taxi compartido es de 50 dirhams (contar con la posibilidad de que nos pidan 5 dirhams adicionales por cada bulto que transportemos).

Material: se puede pernoctar en los refugios o llevar tienda de campaña. Incluso en verano hay que llevar ropa de abrigo. Llevé un saco ligero de verano, una tienda pequeña, aislante y un bastón. Salvo el verano y otoño en que dependerá de las condiciones, es preciso llevar piolet y crampones. En Imlil no pude encontrar cartuchos de gas para un quemador Primus con lo que tuve que tomar pasta liofilizada con agua calentada al sol (una porquería que no me amargó el viaje porque también pude hacer un par de cenas degustando el estupendo menú del Refugio des Mouflons). Para quemadores camping gas no hay ningún problema con los cartuchos y los venden en muchas tiendas de comestibles.

Moneda: la moneda en marruecos es el dirham. En julio de 2011 un euro equivalía a unos 11 dirhams.

Idioma: de forma muy breve conviene saber que jebel significa pico o montaña, oued (o assif, en bereber) significa río y tizi es un collado.

Alojamiento: las posibilidades de albergues, hoteles y gîtes es amplia en Imlil. Para la travesía aquí propuesta el hospedaje de Ibrahim en Mzik es un punto de partida excelente (Auberge Mzik; el teléfono de Ibrahim es el 00212 670269912).

Enlaces:

- Refugio del Toubkal.
- Refugio des Mouflons.
- Hamid Abeldi es el guarda del camping-refugio de Azib Tamsoult y su teléfono es el 0666 415505.
- Idrbdllabrahim Benomar es el guarda del Refugio Tazaghârt y su teléfono es el 0667 852754.

Más información:

- Toubkal. Guía de ascensiones y escaladas, de David Taura Riera, octubre de 2008. Ediciones Desnivel.
- Toubkal. Alto Atlas. Marruecos. Mapa excursionista. Escala 1:40.000. Segunda edición: febrero de 2009. Editorial Piolet. Contiene fotografías del Atlas marcando claramente todos los cuatromiles y otras montañas representativas de menor altura.
- Las guías Lonely Planet de Marruecos contienen un apartado de senderismo muy útil.

Nota: para realizar el recorrido en solitario es imprescindible conocer previamente la zona o llevar un GPS y saber utilizarlo porque nos va a hacer falta con seguridad. El mapa de la Editorial Piolet aconseja expresamente la "contratación de guías/acompañantes de montaña para acceder a esta región, ya que sus relieves accidentados tanto de valles y montañas son de difícil orientación, así como la comunicación con la población autóctona en su mayor parte". Aparte de los peligros inherentes al viajero solitario, prácticamente siempre encontraremos una sonrisa y toda la ayuda precisa en las gentes del lugar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!