Choose your language:

CUENCA ES ÚNICA - PICO DE LA MUELA - VALERIA (CUENCA)

La provincia de Cuenca es bien conocida por la variedad y calidad de vías que ofrece para la escalada deportiva. Una de las más visitadas es la escuela de Valeria, que además nos sorprenderá con algunas rutas de más de un largo de calidad incuestionable. Una de las mejores rutas de este tipo se encuentra en el sector del Pico de la Muela. Su nombre es ya de por sí un tributo a la escalada en Cuenca, “Cuenca es Única”.

Aunque se trata de una vía de tan sólo dos largos, los dos de calidad excepcional, la verticalidad y el patio que vivimos desde los primeros metros es propia de escaladas mucho más largas. El color de la roca es precioso y el Pico de la Muela en sí tremendamente estético, de esos que al acercarte no puedes dejar de pensar en que subir por ahí no debe ser muy factible. Nos pareció tan buena que la repetimos dos días seguidos, algo poco habitual en nuestro repertorio de trepadas. En definitiva, muy, muy recomendable.

Existen diversos aparcamientos para dejar el coche entre Valera de Abajo y Valeria (donde se encuentran las ruinas de una ciudad romana que si es nuestra primera estancia en la zona no podemos dejar de visitar). Para acceder al Pico de la Muela los que mejor nos vienen son los que se usan para acceder a los frecuentados sectores Chopera Sur y Huerto del Mencho, desde los que no tardaremos más de 10 minutos en acceder al pie de vía.

El primer largo (6a) se localiza sin dificultad, en la parte derecha de la pared (vista según nos acercamos), pues cuenta con una placa con el nombre de la vía escrito. Discurre por un precioso espoloncillo que comenzaremos a escalar por su parte derecha, para luego pasarnos a la izquierda y al final del largo volver a la derecha. No tendremos problema alguno para seguir el recorrido si vamos atentos a los químicos que lo protegen, a distancias razonables pero no las propias de las rutas de deportiva del resto de la escuela. La reunión se encuentra al llegar a unos techitos triagulares y con buena vista podemos localizarla desde el suelo. Todo el largo es un festival de presas muy buenas para pies y manos, en el que iremos bailando por el espolón con un patio imponente desde prácticamente los primeros metros. La reunión está perfectamente equipada con dos químicos unidos con cadena. La única pega es que no es muy cómoda porque estamos totalmente colgados con un vacio impresionante bajo nuestros pies, pero bueno, si lo que buscamos es verticalidad ¡no puede ser de otra forma!

El segundo largo (6a+) es también buenísimo, ligeramente más difícil pero también muy bien equipado con químicos y a distancias razonables. El camino es de nuevo evidente si seguimos la línea de seguros. Aunque en algún punto no los veamos, es más fácil que el primer largo en el sentido de que ya no bailamos a un lado u otro del espolón, y es siempre recto. Se trata de otro festival de buenas presas, salvo en unos pocos metros del primer tercio de la tirada, en los que los agarres son romos y tendremos que pensar un poquito. Como la adherencia es excelente los superaremos sin pasar miedo hasta llegar a la parte final del largo, una buena fisura negruzca que nos deposita en la cima, donde encontraremos otra buena reunión montada con químicos y cadena.


Para el descenso podemos rapelar por la misma vía, del tirón si llevamos doble cuerda de 60 metros o partiéndolo en dos en caso contrario. Sin embargo, es más aconsejable bajar andando, para evitar los riesgos inherentes al rápel, y para contemplar la pradera que domina la parte superior del Pico de la Muela, desde la que tenemos vistas excelentes de las hoces del Río Gritos. Tras desmontar la reunión andaremos hacia la izquierda unos minutos hasta localizar una señal de madera con las indicaciones borradas justo en la entrada de un estrecho pasillo de roca que nos permite bajar andando sin problema. Si nos pasamos la señal tampoco será mayor problema porque un poco más adelante veremos claramente la posibilidad de bajar en un destrepe muy facilito. No queda más que volver a las mochilas, que dejamos en el pié de vía, en pocos minutos.

Datos prácticos:

Cómo ir: para llegar a la escuela de escalada de Valeria, desde Madrid, salimos por la Carretera de Valencia (A3), hasta el kilómetro 141, desvío a Cervera de los Llanos, para continuar por la CM-2103, ya en dirección a Valera de Abajo. Son en total algo menos de 190 kilómetros. Desde Cuenca sólo nos separan 30 kilómetros hasta Valeria.

Horarios: diez minutos para la aproximación y una hora para la vía. El descenso andando es cómodo y rápido, en no más de 20 minutos.

Longitud: 60 metros aprox.

Dificultad: 6a, 6a+. Buenas presas para pies y manos en todo momento, salvo un pequeño tramo en el segundo largo en el que los agarres son romos.

Material: toda la vía está perfectamente equipada con químicos. Aunque no podemos esperar las distancias entre seguros de otras vías de la escuela, las distancias sí son similares a algunas escuelas de deportiva, incluso menores que algunas, como pueden ser muchas vías de Patones, para hacernos una idea. Sólo necesitamos unas doce cintas express y en el caso de que vayamos muy justos en el grado quizás algún friend mediano-pequeño, aunque en general son perfectamente prescindibles. Casco. Con cuerda simple es suficiente.

Más información:

- Guía de Escalada de Valeria. Se trata de una guía digital de calidad y con cuya adquisición colaboramos al mantenimiento y equipamiento de la escuela. Muy recomendable.
- Consulta las prohibiciones de escalada en Valeria-Hoz del Río Gritos entre el 15 de enero y el 15 de agosto, que afectan al Pico de la Muela, donde se encuentra la vía Cuenca es Unica.

Actividad realizada los días 5 y 6 de noviembre de 2022, por Luis Martínez, Manuel López y Pablo Parrón.

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!