LA FERIONA DEL PILAR - PEÑA DEL LLANO – CALDAS DE LUNA

Entre los cientos de riscos que circundan todo el Valle de Luna, las posibilidades de aperturas son todavía casi infinitas y algunos nuevos están llamando la atención de escaladores foráneos y los vecinos asturianos que muchos días acuden en busca del buen tiempo.


Entre otros se encuentra la Peña del Llano, muy cerca de la conocida Peña del Pincuejo en el mismo pueblo de Caldas de Luna. A unos 300 metros después de pasar el cruce de Aralla, en dirección a Caldas de Luna aparcamos el coche al borde de la carretera al lado de una pista que surge a mano derecha. La pista entra en una finca con una majada para ovejas en la que puede haber algún perro de los pastores. Un cómodo caminito asciende suavemente. Lo seguimos unos 15 minutos hasta llegar a la altura de unas placas negras. A la derecha una gran placa en forma de embudo invertido forma un cuello de botella en el que la pared parece terminar. Una chorrera blanca delata el primer parabolt de la vía. En cinco minutos subimos directos hasta la base de la pared. También es posible ir subiendo desde la majada en diagonal hacia la izquierda, repartiendo el desnivel de forma más equilibrada. En total unos 20 minutos de aproximación. Si nos vamos fijando en la aproximación veremos una placa con varias vías de deportiva de grado asequible.

Desde el pie de vía nadie diría que tenemos por delante ocho largos y más de 400 metros de escalada. Es preciso valorar la intuición de los aperturistas para dibujar una línea tan larga buscando la dificultad entre placas de perfecta adherencia. Por su orientación, la vía puede ser una opción en los días fríos.

El primer largo (V+) comienza en una placa (IV) protegida con dos parabolts. Sigue por un filoncito con otro parabolt y entra en otra placa vertical bien protegida (V+). Al llegar al cuello los parabolts siguen por la derecha y encima encontramos la reunión (dos parabolts con un maillón). Atención, 60 metros.

El segundo largo (V), sube por placas fáciles al principio (III) y algo más difíciles al final (V) con tendencia hacia la izquierda. Reunión en dos parabolts con un maillón. Bien protegido. Otros 60 metros.


El tercer largo (V) sigue la misma tónica, también hacia la izquierda, por placas de IV y V. Reunión como las anteriores. 50 metros.


El cuarto largo (V+) sigue por placa hasta un resalte muy vertical con un parabolt. A pesar de que impresiona tiene una fisura con buenos agarres y se puede asegurar a placer (V+). Seguir por terreno fácil hasta encontrar dos parabolts para montar reunión, uno con argolla. 50 metros.

Quinto largo (IV). Si nos fijamos bien muy a lo lejos, a la izquierda vemos un parabolt. Salir de la reunión hacia la izquierda (II) hacia un árbol que pasamos por la derecha y, siguiendo en travesía hacia la izquierda avanzamos hasta el parabolt, en unas placas de adherencia (IV) que dan paso a la reunión (un parabolt con argolla y un puente de roca). 60 metros.


Sexto largo (IV+). Placa fácil hasta un resalte bonito y fácil (IV+) protegido con un parabolt. Se puede completar con algún friend pequeño aunque tiene muy buenos agarres. Por encima del resalte un parabolt con argolla para montar reunión. 50 metros.


El séptimo largo (I-II) es muy sencillo y se hace casi andando. 60 metros hasta el pie de la bonita placa del último largo. Un parabolt sin argolla para asegurar y montar reunión.

Octavo largo (V+). Una línea de cuatro parabolts por encima y a la derecha de la reunión protege una bonita placa, muy fotogénica, con agarres romos pero excelente adherencia (V+ apretadillo). La reunión se monta en un parabolt. 30 metros.


Recogemos las cuerdas y nos calzamos las zapatillas para recorrer los metros que quedan hasta el punto más alto. Vista espléndida del Pantano de Luna, las Peñas Gemelas de Robledo, la Peña del Pincuejo, Peñas del Prado. Un final perfecto para una vía inesperada.
 
Para el descenso cresteamos hacia la derecha, hasta casi el final (unos 15 minutos), desde donde se baja por la izquierda fácilmente hasta un collado. Un camino baja en dirección a la majada de ganado en otros 45 minutos.


10 de septiembre de 2011. Luis Martínez y Pablo Parrón.

Datos prácticos:

Acceso: A unos 300 metros después de pasar el cruce de Aralla, en dirección a Caldas de Luna aparcamos el coche al borde de la carretera al lado de una pista que surge a mano derecha.

Dificultad: V+, V, V, V+, IV, IV+, II, V+. Aunque en casi todos los largos hay algún pasito curioso, todos los pasos clave están muy bien asegurados y son en general muy puntuales. Además, se pueden acerar. La dificultad real ronda el IV en placa. En los muritos de los largos cuarto y sexto se puede incluso colocar algún friend. En definitiva, una vía placer.

Longitud: 420 metros aprox.
 
Horarios: 20 minutos de aproximación, entre 3 y 5 horas de escalada, según cordadas, y 1 hora para el descenso.

Material: aunque la vía está en general bien equipada hay que lazar algún puente de roca y llevar un puñado de friends variados. Cuerdas de 60 metros indispensables. Todas las reuniones están montadas, aunque alguna con un solo parabolt podemos reforzarla. Casco.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!