VÍA DEL DEDO O PURO DE LA MALICIOSA

Escalar en La Maliciosa, muy cerca de Madrid, sorprende al visitante fundamentalmente porque no será infrecuente no encontrar ninguna otra cordada por la zona, a pesar de su cercanía a la Capital. La explicación tiene cierta lógica y es que tanto la aproximación a la pared Sur de La Maliciosa como la roca que allí encontraremos no tienen mucho que ver con la idea que habitualmente tenemos de una zona tan próxima a una ciudad cuya población supera los tres millones de habitantes.

Desde la Barranca vemos el Peñotillo, a la derecha. Por detrás está la Maliciosa

Es 21 de julio de 2007 y tras una durilla aproximación, llegamos a la base de la cara Sur de La Maliciosa. Hoy somos cuatro y hacemos dos cordadas, Luciano Boessel y Luis Martínez, por una parte, y Fernando Blas y Pablo Parrón, por otra. Enseguida nos damos cuenta del carácter alpino de la vía pues sólo encontrar el comienzo resulta algo delicado. Realmente el Dedo o Puro de la Maliciosa es una formación de la roca muy característica que encontraremos enseguida según andamos por la base de la pared (el típico gendarme con forma de dedo) pero desde aquí se plantean diferentes opciones. De hecho, las reseñas más acreditadas de la ruta indican la existencia de diversas variantes de entrada, así como en el resto de los largos. Se trata en definitiva de una ruta clásica, de dificultad muy asequible pero en la que hay que ir continuamente buscando el itinerario más lógico. Se recomienda tener cuidado porque la roca, pese a ser buena y tremendamente disfrutona, se ve muy afectada en los duros inviernos de la Sierra de Guadarrama por la acción de la gelifracción y es fácil desprender algún bloque en cuanto levantamos la atención.

Nosotros hicimos la entrada por la zona derecha del Dedo, exactamente por donde ilustra la siguiente fotografía. El primer largo (V+) comienza por unas gradas sencillas (III) hasta que llegamos a un diedro ligeramente desplomado en su parte superior, el paso más duro de la vía, por el que seguimos animados por la posibilidad que ofrece para colocar bien algún friend y los agarres para manos de su parte interior. A la derecha dejamos una placa de unos seis o siete metros tentadora pero de difícil protección. En la salida de la fisura encontramos una placa con una chapa que da acceso a la horcada que forma el Dedo con el resto de la pared, donde se monta reunión en tres buenos clavos.

Comienzo de la escalada, en dirección al Dedo, visible arriba a la izquierda

El segundo largo (IV) sale desde el Dedo hacia la izquierda descendiendo un par de metros que nos sitúan frente a una serie de escalones sencillos por los que se continúa recto hasta una zona de bloques bastante cómoda que nos permite montar reunión. La dificultad puede ser IV al principio pero luego el largo es más sencillo. Una auténtica borrachera de agarres por todas partes que convierte el largo en muy entretenido y disfrutón. Ningún seguro fijo en todo el largo.

En la segunda reunión

El tercer largo (IV+, con un paso de V+ evitable) sigue por placas no muy complicadas en las que encontraremos un clavo primero hacia la izquierda y luego otro hacia la derecha que nos deja debajo de un techo que se supera por su izquierda. Justo a la izquierda del techo encontramos una plataforma con un clavo muy a la izquierda que supongo permitirá salir por una zona más sencilla. Luciano abrió este largo por una fisura unos tres metros a la derecha del clavo en la que se puede colocar un buen fisurero y que con un paso atlético (V+) nos permite superar el pequeño muro que tenemos enfrente y nos deja en una zona de bloques ya bastante sencilla donde podemos montar reunión.

Iniciando el tercer largo

El cuarto largo (III) sigue entre bloques y es bastante sencillo, hasta el punto de que puede hacerse desencordado siempre con mucho cuidado por las piedras y bloques sueltos que podemos encontrar. Para hacer cumbre todavía quedan unos cuantos metros de trepada fácil hasta el hito que marca los 2.227 metros del altura de La Maliciosa.

Cima de La Maliciosa

El descenso puede hacerse o bien por la derecha, por el Tubo de Todos, o bien por la izquierda, por la canal que se forma entre La Maliciosa y El Peñotillo.
     
Datos prácticos:

Aproximación: para acceder a la vía, desde Madrid se puede coger la carretera de Colmenar Viejo (M-607) y seguirla siempre en dirección Navacerrada hasta que pasado el desvío de Mataelpino encontremos un desvío a la derecha que indica el acceso a La Barranca donde encontraremos un aparcamiento (55 kilómetros). También se puede llegar por la Carretera de La Coruña (A6) desviándonos en Collado Villalba por la M-601 hasta el desvío de La Barranca.

Desde La Barranca (1.400 m.) tomamos la pista que tras pasar una caseta a nuestra derecha abandonamos para cruzar un puente que atraviesa una pequeña presa. Cruzada la presa no queda más que continuar a la izquierda por un agradable bosquecillo hasta que empecemos a ver los hitos del camino del Arroyo de las Tijerillas que en fuerte pendiente entre piornos y cascajos nos aproxima hasta El Peñotillo, cumbre anterior a La Maliciosa en la que también encontraremos interesantes vías de escalada. Rodeamos el Peñotillo pegados a su cara Sur y ya podemos ver la mole de La Maliciosa y nos podemos hacer una idea del carácter alpino de la escalada que vamos a acometer. Hasta la base del Peñotillo se tarda aproximadamente una hora y media, y en media hora más llegamos a nuestro objetivo (en total unas dos horas de dura pendiente, sobre todo si pega el sol, en las que acumularemos unos 700 metros de desnivel). Por cierto, La Maliciosa, y concretamente su cara Sur, la que ofrece mejores itinerarios de escalada, es perfectamente visible desde la ciudad de Madrid y gran parte de los municipios de la zona Norte de la Capital.

Dificultad: V+, IV, IV+, III. Se trata de una vía de marcado carácter alpino con lo que ello conlleva a la hora de escoger el itinerario correcto, por lo que los grados pueden variar según la variante concreta que sigamos.

Longitud: 25 metros para el primer largo, unos 35 para el segundo, unos 40 para el tercero y hasta donde queramos parar para el cuarto. En total unos 130 metros.

Material: Un juego de friends y otro de fisureros. Alguna cinta larga para reuniones en bloques en los largos superiores. Casco indispensable.

Más información:

- Guadarrama. Guía de Escalada, deAgustín Arranz y Miguel Barroso. Editada por Desnivel Ediciones. Pág. 38.
- Desnivel nº 178, octubre 2001, págs. 92-93.
- Una buena reseña en la web de Maldito Duende.

Nota: las reseñas apuntadas son útiles pero la verdad coinciden poco entre ellas y con la descrita en este artículo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!