PICO DE LOS MONJES (PIC DES MOINES) CON ESQUÍS - ASTÚN

Desde la estación de esquí alpino de Astún, en el Pirineo Aragonés, las posibilidades para el esquí de travesía son magníficas, particularmente interesantes al principio de la temporada, ya que los 1700 metros de altitud de la estación en su parte más baja pueden garantizarnos la nieve suficiente cuando en cotas menores es aún escasa. No es el caso de esta salida, pues en febrero de 2018 la nieve es ya abundante, pero como no puede ser todo, la predicción meteorológica es dudosa y aconseja una salida no excesivamente larga por si hay que regresar antes de lo previsto.

El Pic des Moines (Pico de los Monjes) tiene su cima en territorio francés, a 2340 metros de altitud, ofrece una salida rápida y poco complicada, con un descenso en esquís muy atractivo, y la posibilidad de darle algo de ambiente si ascendemos hasta la misma cumbre. Además, si nos quedamos con ganas, las facilidades para ascender a cimas cercanas son varias, rápidas y con buenos descensos.


Podemos dejar el coche en el primer parking que encontramos al llegar a la estación y salir directamente con los esquís en dirección norte, dejando a nuestra izquierda el Barranco del Escalar. En unos quince minutos llegamos a la explanada conocida como los Llanos del Sol, por la que avanzamos en dirección noroeste, cruzando el Barranco del Escalar aproximadamente en la cota 1860 metros, para seguir ascendiendo en suave pendiente aunque ahora por terreno más incómodo para los esquís y con el barranco a nuestra derecha. Como hay bastante nieve el barranco ni lo vemos pero la orografía deja claro su curso habitual.

Y así llegamos a una amplia explanada que oculta tapado por la nieve el Ibón del Escalar (o de Las Ranas), hasta la altitud 2080 metros. Cruzamos el ibón por encima, pues el manto de nieve lo permite, y si no fuera posible por la orilla izquierda, hasta encontrar al final un bonito tubo que sube hacia el este (derecha en sentido de la marcha). El tubo nos deja en el Puerto de Jaca (o Col des Moines) justo en la divisoria con Francia, aunque se puede abandonar antes hacia la izquierda (norte) para afrontar las últimas rampas hasta la antecima del Pic des Moines (2291 metros), en las que según las condiciones puede ser preferible quitarse los esquís en los últimos metros.


Desde la antecima la vista del pico y la arista que llega hasta él es espléndida y toca calzar crampones y sacar el piolet. Primero se desciende por la arista unos metros y comienza la subida final, muy estética y sencilla, aunque en la parte final exige sortear alguna afloración rocosa y prestar la debida atención (máximo II). Como hoy no ha subido nadie a la cima toca abrir huella mientras mi compañera me espera en la antecima, lo que nos permite hacer varias tomas resultonas. Tras las fotos de cima (2347 metros), el descenso de la arista resulta un poquito más difícil y como llevo los esquís a la espalda bajo de cara a la pendiente disfrutando del ambiente que me rodea y pensando la esquiada que nos espera para volver a Astún.


El descenso esquiando desde la antecima se puede hacer por el mismo camino de subida y salvo los primeros metros, en los que si la nieve está dura hay que tener cuidado, el resto es puro placer. Desde el Puerto de Jaca preferimos bajar dejando el Ibón del Escalar siempre a nuestra derecha para hacer un flanqueo por las pendientes septentrionales del Pico de Astún (a nuestra izquierda), evitando tener que remar por la amplia explanada, y afrontar las empinadas pendientes que comienzan al inicio del ibón, en dirección a las pistas de la estación, por las que llegamos al punto de partida.


Si queremos alargar la excursión, desde el Ibón del Escalar podemos optar por subir a cualquiera de los picos que tenemos a ambos lados (el Pico de Astún al este, y los Picos de Escalar, Belonseiche y Bénou al oeste), todos con descensos estupendos.

Actividad realizada por Beatriz Peña y Pablo Parrón, el 18 de febrero de 2018.

Datos prácticos:

Acceso: para llegar a la estación de esquí alpino de Astún desde Huesca hay que dirigirse hacia Jaca, continuar hasta Canfranc y seguir la carretera que pasa por la estación de Candanchú y unos kilómetros más arriba llega a Astún. Los parkings de la estación son pequeños por lo que habrá que llegar pronto en temporada alta.

Dificultad:

El recorrido con esquís hasta la antecima del Pic des Moines es sencillo y aunque con frecuencia se llega hasta la misma foqueando, en los últimos metros puede ser aconsejable subir con crampones si la nieve está dura. Desde la antecima hasta la cumbre del Pic des Moines tenemos una bonita arista, corta y fácil, para hacer con crampones y piolet, con algún afloramiento de rocas que habrá que sortear en la parte final (máximo II). El descenso de la arista sin ser difícil exige precaución. El descenso con esquís desde la antecima hasta la estación de Astún requiere cuidado en los primeros giros (no es muy empinado pero con nieve dura hay que poner atención o no complicarse y bajar andando un minuto). El resto es muy agradecido y podemos complicarlo tanto o tan poco como queramos.

Desnivel: 650 metros de desnivel positivo y otros tantos de descenso.

Horarios: tres horas es tiempo suficiente para hacer la actividad completa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!