BROTHERS – PICO DE LA MIEL – LA CABRERA

La vía Brothers al Pico de la Miel se repite poco. Basta con hacer una búsqueda en el navegador y ver los resultados. Se trata de una vía prácticamente limpia, que transcurre por tramos bastante sucios y que sin embargo presenta pasos interesantes en todos sus largos y una larga fisura al comienzo, de las imprescindibles para el escalador asiduo de esta magnífica pared de granito tan cercana a Madrid.


La aproximación al pie de vía nos lleva los clásicos treinta minutillos subiendo con calma. Al llegar a la base del Pico de la Miel tomamos el camino que bordea la pared hacia la izquierda, hasta dar con la clara fisura por la que comienza la escalada. La vía se encuentra entre la inconfundible Cabrero Capri, por su característico techo, y la conocida Julito.

El primer largo (V+) sale en busca de una evidente fisura, unos metros a la izquierda de la sucia canal por la que transcurre la Guarra. Los primeros pasos son poco definidos pero sencillos y con buenas posibilidades para colocar seguros, hasta que llegamos a la fisura, muy vertical al principio, hasta un parabolt que protege el paso más atlético. La fisura se tumba ligeramente pero exige técnica de pies para ir empotrando uno tras otro y así poder avanzar. Por fuera de la fisura poca cosa para manos y pies y por dentro buenas posibilidades para empotrar puños aunque nunca encontramos un agarre de esos que nos dejan totalmente convencidos. En todo caso, se puede ir protegiendo bien en todo momento, aunque como nos pasemos y no vayamos muy cargados de cacharros lo notaremos ya que la fisura es larga y no acaba prácticamente hasta llegar a la reunión, montada con dos parabolts con argollas.

Entrando en la fisura
En la parte menos vertical de la fisura
 
El segundo largo (V+) no continúa por la placa de la reunión, protegida con parabolts. Se trata del segundo largo de la Psicosis, bastante más difícil y obligado. La Brothers se echa a la derecha, hacia la canal, bastante sucia en algunos tramos y transcurre por alguna placa con musgo, deja a la izquierda un gran cuerno-gendarme muy llamativo, y en los últimos metros ofrece varias posibilidades, entre las que nos decantamos por ir un poco a la izquierda hacia un parabolt que protege un paso apretado. Por encima, una encina nos permite montar la reunión.

Vista hacia abajo en el segundo largo, con el cuerno gigante debajo

El tercer largo (V+) sigue por terreno sucio, por una canal que decidimos abandonar hacia la derecha en su parte superior, en busca de un visible parabolt bajo una encina pequeña, que exige un paso interesante para salir. Si optamos por seguir por la canal la dificultad no excede IV+. La última parte discurre por lo más evidente hasta algún buen bloque en el que montar la reunión. Aún quedan unos metros hasta la cima del Pico de la Miel, que por ser ya conocidos de otras veces hacemos desencordados (III+).
                   

El descenso se hace por los bloques del lado izquierdo (oeste) del Pico de la Miel hasta dar con el caminito que en no más de 15 minutos nos lleva al inicio de la vía. Dada la gran afluencia de escaladores a esta escuela es casi imperativo evitar el descenso rapelando, con lo que evitaremos molestar a nadie, minimizaremos el riesgo de accidentes y además haremos una bajada mucho más rápida y segura.

Actividad realizada por Luis Martínez y Pablo Parrón, el 6 de mayo de 2019.

Datos prácticos:

Acceso: Desde Madrid hay que coger la Carretera de Burgos (A1) hasta la salida 57 en la que veremos la señal del pueblo de La Cabrera. En total unos 60 kilómetros. Enseguida entramos en la Calle de los Colegios, que seguiremos varios metros, hasta un callejón sin asfaltar a mano derecha (Calle de la Sierra), en la que dejamos el vehículo. También es posible seguir por la A1 hasta la salida 60 y aparcar en el bar-restaurante del Cancho del Aguila, opción cada vez más habitual.

Desde aquí sube un camino que debemos seguir con tendencia hacia la derecha hasta un rellano desde el que sale un camino entre las jaras a la izquierda (hay que ir atentos porque es fácil pasárselo). Este camino enfila ya directo a la base del Pico de la Miel. Antes de llegar a la base el camino se bifurca en dos. El de la derecha se dirige hacia el callejón Soyermo y debe tomarse para acercarse a la base de las vías Ezequiel, Espolón Manolín, etc. El de la izquierda nos lleva a la base de la vía. Si hemos aparcado en el Cancho del Aguila subiremos por el caminito que pasa al lado de una valla alambre y en escasos cinco minutos nos lleva al citado rellano.

Dificultad: V+, V+, V+. Vía de grado asequible y similar en todos sus largos, si bien mantenido sólo es en el primero. Prácticamente sin seguros fijos, desde la primera reunión hay que tener olfato para seguir una vía clásica y las precauciones habituales en terreno poco pisado para tratarse del Pico de la Miel, cuidar donde pisamos para no resbalar con la tierra y el musgo, y no desprender piedras.

Longitud: 150 metros aprox.

Horarios: Unos 30 minutos desde el coche al comienzo de la escalada, un par de horas para la vía y 15 minutos para descender desde la cima del Pico de la Miel hasta las mochilas.

Material: un juego de friends y fisureros. Casco. Cuerda doble aconsejable y cintas largas para montar reuniones. Sólo la primera reunión están montada con parabolts con argollas.

Más información:

En la web de escaladorescabrera.com. tienen croquis de las vías del Sector Suroeste del Pico de la Miel. La antigua guía del reequipamiento de la Federación Madrileña de Montañismo sirve para ubicarse pero el baile de grados que encontramos en sus páginas nos deja un poco descolocados…


No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!