SONJANNIKA – MORRO FALQUÍ – BENITATXEL - ALICANTE

Muy cerca del archiconocido Peñón de Ifach encontramos otras paredes para escalar en las que la calidad del paisaje y de la roca no tienen nada que envidiar, y además cuentan con el aliciente de no estar tan frecuentadas, algo que el montañero además de escalador suele valorar tanto como otras cualidades de las vías en las que desfoga ese gusanillo que quien esté leyendo estas líneas seguramente ya conocerá.

La vía Sonjannika, en el Morro Falquí, así llamado por haber sido antiguamente refugio de halcones, es uno de estos mágicos rincones que encontramos en la Costa Blanca, poco frecuentados y con escaladas de excelente calidad. Además, si escalamos en época de calor, aunque no sea lo mejor, tenemos la recompensa de una pequeña cala casi a pie de vía y preciosa, en la que refrescarnos y pasar el resto del día, la Cala dels Testos. En fin, no sabemos si será la solitud habitual o simplemente, y es que todo hay que decirlo, los treinta grados que pegan de lleno en la pared, pero cuando en junio de 2017 escalamos la vía, no hay ni un alma más en la pared. No tenemos datos de los aperturistas pero tampoco queremos dejar pasar la ocasión de agradecerles el equipamiento de esta excelente ruta.

http://elev-arte.com/index.php/escuelas-de-escalada/com-valenciana/alicante/111-escalada-morro-falqui-benitaxtell-alicante/673-sonjannika-170-m-6a-morro-falqui-benitaxtell

Aunque no es imprescindible sí es aconsejable colocarse el material de escalada cuando la senda de acceso llega al mar, pues al pie del primer largo (IV+) el emplazamiento no es excesivamente cómodo y es sólo un minuto antes. Esta primera tirada es una placa tumbada y muy fracturada por la acción del mar con excelentes agarres para pies y manos (nada que ver con las placas pedriceras que frecuentamos quienes vivimos por la zona centro), en la que no hay más que seguir los químicos ascendiendo hacia la derecha, con dos resaltitos algo más verticales justo antes de llegar a la reunión (40 metros). Cuidado en los primeros metros de no tirar a la izquierda pues es la vía Silberruecken (marcado en la roca como “Sil”) sino a la derecha (marcado como “Son”, de Sonjannika).


El segundo largo (V) es ya más vertical y empieza con un diedro muy divertido del que sólo escalamos los primeros metros para luego seguir por placa hacia la izquierda buscando los químicos hasta la reunión. Es muy cortito y disfrutón (15 metros).


El tercer largo (V+) ya va poniéndose más interesante y hay que afinar tanto a la salida como a la mitad y en los últimos metros. Vamos, que ni un solo palmo tiene desperdicio. La salida de la reunión es una travesía hacia la derecha con el primer químico algo distanciado si pensamos en esas cosas del factor dos y tal… aunque se hace bien. Los siguientes metros asciende recto, aunque la tendencia pueda ser ir un poco a la derecha de los químicos, por donde un diedro en el que la roca parece algo suelta pero fácil es muy tentador para llegar a la cueva donde está la reunión. Sin embargo, hay que irse, buscando los seguros, hacia la izquierda, en unos metros de V+ sin paliativos, para finalmente hacer una travesía hacia la derecha y dar un paso de pensar, más que nada por el ambientazo, para entrar en la cueva, bien protegido con un puente de roca. La reunión de la cueva son dos químicos sin cadena que los una. Las vistas inmejorables, sombra asegurada y a poco que no nos meneemos fijo ganas de echar una cabezada (30 metros).


El cuarto largo (V+) sale de la cueva por la derecha. La salida, con un vacío espectacular bajo los pies, no la regalan pero la protección es perfecta y los agarres también. Al primer seguro se llega casi desde la cueva y aunque el siguiente no se ve, en cuanto nos aupamos está al alcance. De hecho los metros que siguen, aunque algo más sencillos (V) son los que ponen el punto psicológico al largo ya que parece mejor seguir recto, que irse un poco a la izquierda en busca de la reunión. Nosotros tiramos recto hasta llegar a terreno fácil, de andar, para luego descender un poquito y acceder a la reunión, aunque no sea lo más aconsejable (25 metros).


Desde aquí es posible saltarse el quinto largo (6a+) por la izquierda para acceder a la penúltima reunión, pero sería una pena. También es posible salir de la vía por una vira evidente con caminito hacia la izquierda, en la que hay que tener cuidado, y que pasa al pie de algunas vías de deportiva. Lo normal será sin embargo andar unos metros hacia arriba hasta un bloque característico al que hay que subirse para llegar a la reunión (dos químicos sin cadena que hay que unir con una cinta larga). El largo empieza por un diedro-chimenea con buen agarre interior (6a), por el que subimos pocos metros para luego buscar los seguros hacia la derecha, por una laja excelente para las manos. Es mantenidilla la cosa y por encima ya vemos un muro vertical de agarres que es el tramo más difícil de la vía (6a+). Está bien protegido con dos químicos y un puente de roca pero es obligado. Con el calor que hace, el sudor de las manos y los metros que ya llevamos a la espalda, le doy un tiento y casi lo consigo pero al final tengo que tirar de la cinta para superar el paso (¡mierda!). Bueno, por lo menos llegamos a la reunión en una repisa súper cómoda (el que no se consuela es porque no quiere, je, je). 25 metros.


Queda el último largo (6a), y como veremos el pescao no está vendido hasta el final. La primera mitad supera una zona escalonada sencilla y agradecida (IV+) hasta llegar a la base de un diedro poco definido donde la pared se pone otra vez vertical. Vamos siguiendo los químicos ligeramente a la derecha en lo que es un V+ de los de antaño, para al final hacer una travesía hacia la izquierda con un patio tremendo hasta enganchar el último seguro antes de la reunión, un puente de roca con un cordino delgadito que quien vaya fino igual prefiere reforzar. Como la reunión nos obliga a seguir colgados del arnés es muy aconsejable seguir unos metros y montarla laceando alguno de los bloques que tenemos a disposición, con lo que podemos asegurar al compañero con el trasero cómodamente apoyado en el suelo (35 metrazos).


El descenso nos llevará una media hora. Sólo hay que seguir un sendero poco definido, con algún hito y punto rojo, que se dirige hacia las casas que tenemos enfrente. A llegar al asfalto seguir recto por la calle hasta un stop en un cruce de calles con el nombre de Plaza De Klerk. A la izquierda, casi en dirección opuesta a la que traemos, seguir por la calle con el chalet numerado 2F, que va haciendo una curva hasta llegar a la calle principal (se distingue porque tiene una acera roja en uno de sus lados). Tomarla hacia la izquierda y en unos minutos estamos en el aparcamiento, donde podemos dejar los hierros y si el tiempo y las ganas lo permiten bajar a la Cala dels Testos a pegarnos un bañito.

Actividad realizada por Beatriz Peña  y Pablo Parrón, el 18 de junio de 2017.

Datos prácticos:

Acceso: llegar al pueblo de Poble Nou de Benitatxel y seguir las indicaciones hacia la Cala Moraig. Una carretera con muchas curvas que pasa por un parque forestal y la urbanización Cumbre del Sol nos lleva hasta un parking justo antes de comenzar la bajada hasta la cala. Unos metros antes del parking hay un cartel de la Ruta dels Testos, que lleva por un bonito barranco sin posibilidad de pérdida hasta la Cala dels Testos. Nada más pasar la segunda soga de ayuda a la bajada, veremos a la izquierda una cuerda que sube a la Cova dels Arcs. Seguir la senda que va hacia el mar hasta que baja unos metros y gira hacia la izquierda. Enseguida veremos en la roca unos puntos rojos que llevan al primer químico de la vía.


Dificultad: IV+, V, V+, V+, 6a+, 6a.

Longitud: 170 metros.

Horarios: la aproximación se hace en una media hora, igual que la vuelta al aparcamiento, aunque por distinto camino. Para la vía entre 3 y 4 horas.

Material: toda la vía está equipada con químicos inoxidables y las reuniones con dos químicos inoxidables, en casi todas unidos con una cadena, lo que facilita mucho montarlas con sólo un mosquetón de seguro. En las reuniones cuarta y quinta hace falta una cinta para unir los químicos y para la última es más cómodo lacear algún bloque que usar la reunión montada para no tener que seguir colgados del arnés. Aunque no hacen falta más que doce cintas express, algunas largas, hay que tener en cuenta que los seguros están colocados para escalar en libre toda la vía, lo que no impide agarrar alguna cinta si algún paso nos da miedo. A lo largo de la vía hay varios puentes de roca ya lazados. Casco y recomendable doble cuerda.

Más información: elev-arte.com.

¡Ayudanos a mantener la página!