PEÑALARA – PARED DE SANTILLANA – LA PEDRIZA

Escalar en la Pared de Santillana siempre supone una completa actividad en la que además de disfrutar de una escalada muy placentera podremos contemplar los parajes mágicos que esconde la Pedriza del Manzanares, sin temor a exagerar, uno de los rincones más hermosos del planeta.


Según el ritmo, contar con entre dos y tres horas para hacer la aproximación a la pared. Partiendo del Parking de Cantocochino cruzamos el puente de madera para coger la autopista de La Pedriza, en dirección al Refugio Giner y luego, pasando junto al Tolmo, hasta el Collado de la Dehesilla, donde giramos a la izquierda por un entretenido camino que nos obligará a hacer alguna pirueta entre los bloques. Tras el tramo más empinado llegamos a la increíble pradera de Navajuelos y finalmente a la Pared de Santillana. Hay otras posibilidades para llegar a la pared, como la que pasa por Cancho Amarillo pero la indicada es la más evidente para no perderse por el laberinto granítico de la Pedriza, opción que tampoco desmerece… es una aproximación muy bonita y recomendable también como ruta de senderismo.


Venimos un grupo numeroso y nos repartimos las cordadas y las rutas. Jessica y yo vamos a la parte derecha de la pared, de donde sale la ruta Peñalara. La vía Peñalara no es excesivamente repetida y supera el característico techo triangular de la zona derecha de la pared para continuar por un vertical y sencillo espolón plagado de setas que ofrecen buenos y variados puntos de agarre para pies y manos. Para iniciar el primer largo (6a), ascendemos, sin necesidad de encordarnos, unos veinte metros (III) por la canal que sale a la derecha de la pared hasta llegar a la altura del techo y montamos reunión en un bloque con una cinta larga. Hay que hacer una travesía descendente hacia la izquierda por debajo del techo hasta llegar a su extremo izquierdo, donde una buena seta nos permite superarlo (6a) y nos coloca al comienzo del espléndido espolón. El paso se puede proteger con friends y conviene dejar cintas muy largas para evitar el roce de la cuerda. Aconsejable un friend grande para el principio y alguno pequeño para el final.


No queda más que seguir por el espolón (IV), siempre con buenos agarres, con la posibilidad de asegurar con algún cintajo en las setas, hasta una pequeña repisa en el centro de la pared donde se monta la reunión, común con la Sur Clásica, en un parabolt y una seta a su izquierda.

El segundo largo (V-) es común con la Sur Clásica y sigue recto, por lo más evidente, unos sesenta metros hasta el final de la pared. No hay ningún seguro fijo pero se puede lacear alguna seta. Montamos reunión sobre dos parabolts o bien un poco más arriba con friends. En total son unos 120 metros de escalada y la pena es que no haya otros dos largos iguales.


Para el descenso conviene localizar unas marcas rojas hacia la izquierda, según llegamos a la cima, que llevan a una canal empinadilla. En unos metros estamos en el suelo y retornamos a las mochilas por el camino del Collado de la Ventana. Unos quince minutos.


La vuelta a Cantocochino se puede hacer por el camino de ida o, más interesante para completar una buena actividad, subiendo otra vez por el camino que lleva al Collado de la Ventana y bajando desde allí, con lo que hacemos una ruta circular por la Pedriza que no tiene desperdicio. En total una hora y media aproximadamente.

29 de enero de 2012. Jessica Salcedo y Pablo Parrón.

Datos prácticos:

Acceso: Por la carretera de Colmenar Viejo, hasta el pueblo de Manzanares del Real y el desvío al aparcamiento de Cantocochino..

Dificultad: 6a, V-.

Longitud: 120 metros aprox.

Horarios: entre dos y tres horas hasta la Pared de Santillana, una hora y media para la vía y un par de horas para el descenso y la vuelta a Cantocochino.

Material: un juego de friends y cintas largas para lacear setas. Casco. En toda la vía no hay más seguros fijos que un parabolt para la primera reunión y dos para la segunda. El techo del primer largo se protege con dos o tres friends, alguno pequeño. Cuerdas de 60 metros.

Bibliografía:

- Guía de Escalada de La Pedriza, de J. Ignacio Luján y David A. Zapata, págs. 572 y 575. Editorial Barrabés.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!