CORREDOR JEAN ARLAUD AL POSETS


El Posets, con sus 3.375 metros de altitud, constituye, tras el Aneto (3.404 m.), la segunda montaña más alta de todo el macizo pirenaico. No obstante, este hecho es poco conocido fuera de los círculos montañeros, pues persiste en el tiempo la extendida creencia de que el archiconocido Monte Perdido (3.352 m.) es la segunda altura del Pirineo

El valle de Viados
 
También conocido como Llardana, el Posets ofrece al montañero y al escalador la posibilidad de realizar una de las rutas de montaña más gratificantes que hasta la fecha he podido disfrutar. He de reconocer que siento un cariño especial por esta montaña y en general los valles en los que se asienta pues cuando era un niño, era la zona elegida por el grupo de boyscouts al que me enviaron mis padres, junto con mis dos hermanos, para realizar los campamentos de verano. Nunca les estaré (a mis padres) lo suficientemente agradecido por lo bien que lo pasé en aquellos campamentos en los que ocupábamos el valle de Tabernés durante quince días y que fueron el origen del intenso placer y admiración por las cosas bellas que hoy siento cada vez que salgo a la montaña.

Aparte de las vías normales (que parten de los refugios de Angel Orús y de Viadós respectivamente), el Posets ofrece pocas alternativas de dificultad moderada. Sin duda, la más clásica es la que alcanza su cima tras hoyar el collado Jean Arlaud por el corredor del mismo nombre. Esta ruta es la que elegimos Luis Martínez y Pablo Parrón el día 30 de abril de 2006 para hacer cumbre en la segunda montaña más alta de los Pirineos.

Corredor Jean Arlaud

La ruta comienza en el Refugio de Viadós, al que se llega tras atravesar unos 10 kilómetros de pista apta, con las debidas precauciones, para cualquier tipo de vehículos. Para llegar a Viadós, desde Huesca debemos continuar en dirección a Barbastro, luego hacia Ainsa y finalmente hasta el pequeño pueblo de San Juan de Plan, conocido años atrás por las famosas “caravanas de mujeres” con las que los paisanos trataron de revitalizar sus poblaciones y que todos pudimos ver incluso en la televisión.

Desde San Juan de Plan seguimos por la carretera que sube a Gistaín (también llamado Chistén) hasta una curva de casi 180º hacia la izquierda desde la que parte la pista que nos acerca al Campamento de Virgen Blanca y el Refugio de Viadós.

Desde el refugio remontamos las bordas de pastores hasta una señal que nos indica a la derecha la dirección del Posets. Descendemos un poco y enseguida encontramos un puente de madera por el que cruzamos el arroyo de Añes Cruces. Tras ascender algunos metros encontramos una pista que seguimos hacia la izquierda (Norte) hasta que termina. Al acabar la pista veremos en una pequeña praderita la Cabaña de la Basa. Esta cabaña en algunos mapas aparece como Cabaña del Clot. He leído que antiguamente existió otra cabaña por lo que en principio no deben de ser la misma. De todas formas en la actualidad sólo hay una y está en buen estado. Tiene chimenea, un característico cuerno en su frontón de entrada y pueden dormir perfectamente unas 6 personas. De Viadós a la cabaña habremos andado unos 45 minutos.

Desde la cabaña hay que remontar un bosque siempre con tendencia hacia arriba y a la izquierda (Noreste con tendencia hacia el Este), hasta que los árboles empiezan a desaparecer. Sin nieve se encuentra bien el camino pero con nieve blanda este tramo puede ser un calvario. Seguir hacia la izquierda para cruzar otro arroyo. Llegamos a unas lomas inclinadas. Al final de la primera de estas lomas encontraremos una zona horizontal en la que se puede poner la tienda. Lo normal, no obstante, es continuar hasta el glaciar de Llardana donde podemos vivaquear bajo un gran bloque que hace techo en varios de sus lados. Si llevas la tienda mejor porque a esta altura por la noche (casi 3.000 metros) el frío y el viento suelen ser constantes. Desde Viadós habremos tardado unas 4 horas.

Vivac en el Glaciar de Llardana, a los pies del Posets
Frio amanecer en el vivac

Desde el bloque en el que vivaqueamos no se ve claramente el corredor pero se intuye perfectamente. En una media hora podemos estar en la base del corredor que comienza desde el principio con mucho ambiente y no tanta inclinación como pueda parecer en las fotografías (45-50º). Enseguida se llega al primer resalte de hielo o mixto, según condiciones, de una inclinación algo superior a los 60º el día que lo hicimos. Es un resalte muy cortito que una vez superado nos lleva a un nuevo tramo de corredor y rápidamente al segundo resalte, algo menos inclinado que el primero pero más largo. Finalmente encontraremos un tercer resalte, muy sencillo por su izquierda y que con mucha nieve probablemente ni nos enteremos de su existencia. Sólo quedan algunos metros de corredor y una salida espectacular al collado Jean Arlaud desde donde vemos la hilera de montañeros que suben por la ruta que viene del Refugio Angel Orús. A la salida del corredor tenemos a la izquierda la cima del Posets, que alcanzamos en unos veinte minutos, y a la derecha la cresta que nos lleva al Espadas, realmente impresionante, aunque, por lo que he leído, de no excesiva dificultad. 


Entrando en el corredor
En el primer resalte
Por encima del primer resalte
Superando el segundo resalte

En total unas dos horas de corredor, siempre que no te pase como a nosotros, que tardamos tres ya que llevábamos varias cordadas por delante. Tres franceses que llegaron detrás de nosotros a la entrada del corredor nos preguntaron muy amablemente si íbamos a hacer largos o ensamble mientras esperábamos que la cordada que iba por delante superase el primer resalte. Les cedimos el paso y desde luego no nos arrepentimos. No los volvimos a ver de rápido que subieron. Casi arriba me dijeron los de la cordada inmediatamente anterior a la nuestra (nos pasaron a todos) que los “pollos” subieron sin meter un solo seguro. Desde luego el Jean Arlaud no es difícil pero para ir como los franceses ese día hay que estar muy fino y acostumbrado al hielo.

En la cima

Desde la cima del Posets todavía hay que atravesar la arista Norte para descender por la vía normal de Viadós. Es una arista fácil pero espectacular, no apta para cardiacos. Para mi gusto casi el tramo más bonito de la ruta, con vistas alucinantes de los glaciares a nuestros pies (el Glaciar de Llardana, a nuestra izquierda; el Glaciar de Posets, a nuestra derecha; y el Glaciar de la Paúl, enfrente a la derecha). ¡Una gozada!, eso sí sin viento (a nosotros nos hizo un día espléndido). Desde la cima hasta Viadós unas 3 horas. 
Impresionante, la arista norte en el descenso (arriba y abajo)
  
Una última mirada al Jean Arlaud

Actividad realizada por Luis Martínez y Pablo Parrón el 30 de abril de 2006.

Datos prácticos:


Horario: de Viadós al Glaciar de Llardana: 4 horas; del Glaciar a la cima: 2-3 horas; de la cima a Viadós: 2-3 horas.
Dificultad: según reseñas entre AD y AD sup.
Desnivel: 250 metros.
Material: casco, piolets, crampones, cuerda y dos tornillos de hielo. Nosotros, al no hacer las reuniones en los lugares habituales debido a la existencia de otras cordadas, usamos también algún friend mediano-pequeño, fisureros medianos y algún clavo. Llevamos una cuerda de 50 metros que fue más que suficiente para superar los resaltes. El casco es indispensable. Como llevéis cordadas por delante os caerán buenos chupos de hielo.
 

Ver:    

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!