PEÑALARA – SURESTE CLÁSICA (PD)

Peñalara, la montaña más alta de la Comunidad de Madrid (2.428 m), es con toda seguridad la cima que más veces han pisado mis pies, así como los de muchos otros montañeros madrileños que encontramos en todas sus vertientes un terreno ideal para escapar, siempre que podemos, de las miserias inherentes a la vida en la gran ciudad.

La gran variedad de itinerarios abiertos en todas las caras de la montaña ofrece grados y dificultades para todos los gustos, desde la sencilla ascensión por la ruta normal que pasa por el Refugio Zabala, hasta vías de alta dificultad y exposición en la zona de la Cresta de Claveles.

Para el 24 de diciembre de 2006 escogemos la Sureste Clásica, una vía de dificultad muy asequible, variada y divertida que nos permite hacer un recorrido circular desde el Parking de Cotos, ideal para saborear el color blanco de la nieve en una fecha tan especial y de paso abrir apetito para la comilona que nos espera unas horas más tarde.

La Sureste clásica en mejores condiciones de nieve (13 de marzo de 2016)

En principio somos un grupo de tres (Miriam Díez, David Parrón y Pablo Parrón),  y sólo queremos subir a Peñalara por la ruta normal, como corresponde a un día que necesariamente ha de ser tranquilito, pero al llegar a Cotos nos encontramos casualmente con José Antonio Sancho, un colega de Colmenar con quien ya hemos realizado otras ascensiones en fechas pasadas que no tarda en animarnos para que le acompañemos por la Sureste.

El día es fantástico, totalmente impropio de la época, y hay muy poca nieve, lo que animará la ascensión puesto que la Sureste Clásica de Peñalara es una ruta que en su parte superior puede presentar dificultades muy variables según las condiciones. Es obvio que el calentamiento global del que oímos hablar a los científicos en los medios de comunicación es una realidad que convendría atajar de forma inmediata. No recuerdo en estas fechas unas condiciones tan pobres de nieve en toda mi vida, hasta el punto de que resulta vano cualquier intento de hacer la más mínima travesía con los esquís en toda la Sierra de Guadarrama. En la sociedad endemoniadamente consumista en que vivimos parece que los peores augurios se cumplirán pero todavía tengo la esperanza de equivocarme.


Desde el Parking de Cotos tomamos la pista que nos adentra en el circo de la Laguna Grande de Peñalara. En la primera curva de la pista veremos un camino que sale a nuestra derecha y que nos lleva hasta la Laguna Grande. Antes de llegar, a la altura de la caseta del guarda veremos un puente de madera por el que cruzamos en dirección a la Laguna de los Pájaros. Antes de llegar a la Laguna de los Pájaros veremos el inicio de la canal (a la izquierda en el sentido de la marcha), que bordea por la izquierda la Pared Negra de Claveles.

En este punto nos calzamos los crampones y sacamos el piolet para meternos en una sencilla canal con un máximo de unos 30º de inclinación y algún pequeño resalte debido a la escasez de nieve, que nos lleva a una meseta de escasa inclinación que atravesamos con tendencia hacia la izquierda para alcanzar el corredor que nos llevará hasta la cima.

Entrando en la canal. A la derecha queda la Pared Negra de Claveles
Resalte fácil, debido a la escasez de nieve...
En la parte superior de la canal, llegando a la meseta intermedia
En la meseta intermedia, se aprecia ya claramente la cumbre de Peñalara

Por encima de la meseta las opciones posibles son varias y decidimos seguir recto, por un resalte mixto (II+), encajonado y muy vistoso pese a que no parece demasiado expuesto en caso de caída, al que sigue una pala de nieve de unos 40º que nos lleva a un nuevo estrechamiento, esta vez de nieve dura, donde la inclinación se acerca a los 50º.

La zona más inclinada de la ruta, las rampas finales de nieve previas a la cumbre

Ya solo restan algunos minutos de ascensión por terreno fácil hacia la izquierda para alcanzar la cima de Peñalara (2.428 m) donde tiramos las fotitos de rigor acompañados por no menos de cuarenta personas que también han elegido este día para disfrutar de las estupendas vistas del balcón más alto de Madrid.

El descenso lo realizamos por la ruta normal que desciende en suave pendiente hasta Dos Hermanas y enlaza con la pista que nos devuelve al Parking de Cotos. Raro será el día en que no encontremos a nadie que pueda orientarnos en este tramo concurridísimo cualquier fin de semana o festivo.

Por último me gustaría aconsejar a quien venga de fuera y no conozca bien la zona que no se confíe en absoluto cuando ascienda a Peñalara por su modesta altitud y cercanía a Madrid, y venga bien provisto de brújula, mapa y todo el material propio de la alta montaña porque cuando las condiciones se ponen feas y la niebla y el viento aparecen las posibilidades de perderse y acabar en Segovia, en el mejor de los casos, o tener un disgusto mayor no son precisamente despreciables, y quien diga lo contrario es que ha andado poco por estos lares.

Datos prácticos:

Acceso:
desde Madrid tomamos la A6 hasta la salida 39, donde tomamos la M-601 hacia el Puerto de Navacerrada. Al llegar al puerto sale una carretera a la derecha, la M-604, que en unos kilómetros nos deja en el Puerto de Cotos, donde hay un gran aparcamiento que no obstante, es fácil que esté lleno si llegamos muy tarde, sobre todo cuando funciona la Estación de Esquí de Valdesquí (72 kilómetros en total).

También se puede llegar al Puerto de Cotos en ferrocarril desde Madrid a Cercedilla y luego en un tren con encanto que nos sube al Puerto de Cotos (Renfe Cercanías). Igualmente puede consultarse la web de Autocares Larrea para llegar al puerto en autobús.

Dificultad: PD. En general, poco mantenida. Empieza con una canal de unos 30º y 100 metros. Sigue por terreno fácil hasta un resalte de roca y hielo (II+) de unos 5 metros y acaba con una pequeña canal de nieve dura de unos 45º. Todo muy variable, según las condiciones. Nosotros la hicimos con nieve escasa y sin asentar.

Material: piolet y crampones.

Tiempos: si vas temprano en una mañana se hace perfectamente. En total, toda la actividad, incluido el retorno, unas cuatro horas.

Más información:

- Guadarrama. Iniciación al alpinismo invernal, de Angel Luis Manzaneque. Editado por Desnivel Ediciones. Páginas 41 y 42.
- Guadarrama. Guía de Escalada. De Agustín Arranz y Miguel Barroso. Editada por Desnivel Ediciones. Pág. 238.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!