CORREDOR DE LA FOURCHE AL PETIT PIC DEL MIDI D’OSSAU

A pesar de la imponente estampa que ofrece el Corredor de la Fourche desde la carretera que atraviesa hacia Francia por el Puerto del Portalet, en buenas condiciones de nieve no presenta especiales dificultades. Se encuentra en un entorno magnífico y parte en dos las imponentes paredes verticales que separan al Midi d’Ossau (2884 m.), firme candidata al título de ser una de las montañas más bonitas de todo el macizo pirenaico, del Petit Pic (2804 m.), cuya cumbre puede alcanzarse con una agradecida escalada desde el final del corredor.

Como curiosidad, el Midi d’Ossau fue en su tiempo un volcán. Lo que hoy contemplamos es el resultado de la lava solidificada en el interior de la chimenea del viejo volcán ya desaparecido.


En el invierno más seco que se recuerda desde hace décadas la nieve no ha sido especialmente abundante y el riesgo de aludes es bajo. Elegimos un sábado de marzo para ascender al Petit Pic del Midi d’Ossau y nos juntamos Fernando Blas, Gustavo Montoro, Fernando Fuentes, Jesús Igualada y Pablo Parrón. La predicción del tiempo es buena hasta el mediodía en que podría haber alguna precipitación, en todo caso de poca importancia. 

El día amanece soleado y con muy buena temperatura para la época del año, todavía invierno, con lo que no nos cuesta mucho alcanzar el Puerto del Portalet y recorrer el kilómetro y medio por territorio francés que nos lleva al aparcamiento de Araille, punto de partida del camino que lleva al Refugio de Pombie (2032 m.). El camino está señalado y es claro en todo momento. Primero desciende para cruzar un torrente por un puente y luego sigue por campas hasta que se empina haciendo unas largas zetas hasta el collado del Soum de Pombie, desde donde se ve ya el refugio, que alcanzamos tras un breve tramo en ligero descenso (unos 400 metros de desnivel). Se llega en poco más de una hora.

El Refugio de Pombie en invierno suele estar cerrado pero queda abierta la parte libre, en excelente estado y con literas para quince personas, además de cocina con gas y teléfono para emergencias. Dejar algunos euros por el uso del gas y del refugio ayudará a su mantenimiento y a que podamos seguir disfrutándolo en el futuro. Aunque también cuenta con alguna manta por si la pernocta nos coge por sorpresa, es preciso llevar un buen saco de dormir.

Desde el refugio el camino a seguir es evidente y como todavía es temprano la nieve dura facilita la progresión de modo que en unos veinte minutos estamos en la vertical del corredor. Una buena cuesta a unos 40º nos va adentrando en el corredor que se va inclinando hasta unos 45º y eventualmente algún paso a 50º. Nos encontramos un pequeño resalte en roca que en esta ocasión resulta muy fácil (II) y seguimos mientras se va ensanchando progresivamente a la vez que pierde inclinación (30º) y termina en el collado de La Fourche.


La vista a la derecha de la pared que sube al Grand Pic del Midi d’Ossau es impresionante pero nuestro camino gira a la izquierda hacia el Petit Pic, también muy estético. Desde La Fourche descendemos unos metros hacia la izquierda para pasar unas rocas y encontrar un fácil corredor poco definido que lleva a un muro de roca de unos veinte metros (IV). Presenta en todo momento sólidas presas para pies y manos y lo escalamos sin quitarnos los crampones. Cuando pierde inclinación vemos a un grupo de navarros y vascos que preparan el rapel, montado con cintas y un maillón, en su camino de descenso.


Desde aquí queda subir unas placas tumbadas, normalmente con un corredorcito de nieve por la izquierda, y enseguida estamos en la cumbre, marcada con un mojón de piedras. Aunque nubes bajas atraviesan el cielo a toda velocidad, creando un efecto alucinante, el viento en la cumbre no es excesivo y tiramos con calma fotos a diestro y siniestro.


Son las doce del mediodía y podríamos tirarnos aquí horas charlando y tratando de adivinar el mejor camino para subir el paredón que forma el Midi d’Ossau, del que tenemos una vista privilegiada, pero hay que bajar y destrepamos con cuidado hasta el muro de cuarto, que rapelamos, para llegar otra vez al collado de La Fourche. Aunque se puede rapelar todo el corredor por las instalaciones que habremos visto a la subida (montadas normalmente con cintas en bloques o clavos y maillón), en cinco tiradas de unos 60 metros, las condiciones son buenas y destrepamos sin problemas hasta abajo, buena parte de cara a la pared. En poco más de una hora, si la nieve no se ha ablandado demasiado, estamos de vuelta en el refugio, damos cuenta de un caldito caliente y en otra hora más bajamos al parking de Araille.


Un corredor clásico para disfrutar de una jornada “inoubliable”.

Datos prácticos:

Acceso: el parking de Araille se encuentra a 1,5 kms. del Puerto del Portalet, en el lado francés. Desde Huesca se llega pasando por Sabiñánigo, Biescas y Formigal.

Dificultad: AD sup. En general el corredor no presenta inclinaciones superiores a 50º, siendo la inclinación media de unos 40º. Con nieve no tiene ninguna complicación. Nosotros encontramos un resaltillo de mixto sencillo (II). En el tramo desde La Fourche hasta la cima del Petit Pic hay que subir un muro de IV de unos 20 metros. 

Desnivel: desde el parking al refugio unos 400 metros de desnivel; desde el refugio hasta la cima del Petit Pic unos 800 metros, de los cuales unos 350 metros por el corredor. El total de la actividad 1200 metros.

Horarios: del parking al Refugio de Pombie 1,15 h. Del refugio al collado de La fourche 1,30 h. De La Fourche a la cima del Petit Pic 45 m. El descenso desde la cima al refugio 1,30 h. y la bajada del refugio al parking 1 h. En total 6 horas sin contar paradas. 

Material: piolets, crampones y casco.  Algunos friends o fisureros y cintajos. Cuerda de 60 metros (el rapel del muro de IV es de 33 metros). Si en el descenso optamos por rapelar mejor llevar dos cuerdas de 60 metros. Se puede bajar en tres rapels desde la cima hasta La Fourche y otros cinco por el corredor.

Más información:

- Pirineos. Ascensiones en mixto, nieve y hielo, de Francis Mousel. Desnivel Ediciones. Págs. 44-45.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!