GRAN DIEDRO - GRAN GALAYO (IV+)

El Gran Galayo, con sus 2.218 m. de altura es la cima más alta del Galayar y, en consecuencia ofrece una visión insólita de la zona. Cumbres tan emblemáticas como el Torreón se convierten en pequeñas agujas desde la cima del Gran Galayo.

La ruta más repetida del Gran Galayo probablemente sea la que alcanza su cima a través del Gran Diedro, claramente visible según se sube por la canal del Gran Galayo, a la izquierda.

El Gran Galayo, con su evidente diedro como un libro abierto, visto desde la aproximación

Para acceder al inicio del diedro hay que remontar la canal del Gran Galayo siguiendo una serie de hitos a nuestra izquierda que señalan los pasos más asequibles de esta complicadilla aproximación. El diedro comienza en una terraza que no podremos ver hasta que remontemos una pequeña pared que nos separa de la misma y que presenta ya una exposición y dificultad (un paso de III) que te dejan un poco mosqueado, sobre todo porque vas mentalizado de que vas a hacer una vía fácil.

Se ve la aproximación a la base y todo el diedro

Una vez alcanzada la terraza toca ponerse el arnés y colgarse los cacharros. El camino es evidente puesto que la marcada línea recta del gran diedro no da opción para los embarques.

El primer largo (IV) nos lleva hasta varios clavos en los que montamos reunión. Algún clavo antiguo y algún friend que colocamos aseguran la progresión en este tramo.


En el primer largo del Gran Diedro

El segundo largo (IV+) sigue la tónica del anterior, si bien presenta un paso algo más durillo, aunque casi ni te enteras. Se monta reunión al final del diedro, en una buena repisa.


Subiendo el segundo tramo del diedro

El siguiente largo (III+) sigue hacia la derecha, por donde surge un nuevo diedro-canal, muy cortito, por el que continuamos para llegar a una zona de bloques en la que montamos reunión.

Trepando entre los bloques del tercer largo

Finalmente, seguimos entre los bloques, con tendencia hacia la izquierda, hasta alcanzar la cima. La dificultad de este largo es variable según nos queramos complicar pero no tiene porque superar el cuarto grado.

Cima del Gran Galayo

De vuelta hacia el Refugio Victory

Para bajar del Gran Galayo destrepamos una canal con tendencia noreste que presenta algún paso de III+ y III sostenido. Se trata del típico destrepe de Galayos que, sin ser difícil, debe afrontarse con sumo cuidado.

Actividad realizada por Pablo Renedo y Pablo Parrón el 15 de julio de 2006.

Datos prácticos:
     
Material: un juego de friends y otro de fisureros. Casco indispensable.

Más información: Escaladas en el surestede la Sierra de Gredos. Riscos de Villarejo, Galayos y Torozo, de Gabriel Martín, publicado por Ediciones Desnivel, págs. 24-25.

Acceso: desde Madrid tomamos la A5, carretera de Extremadura, hasta el kilómetro 91, donde cogemos el desvío hacia Arenas de San Pedro. En Arenas de San Pedro una señal indica hacia Guisando y El Hornillo. Tenemos que ir a Guisando, unos tres kilómetros, y desde aquí hasta la plataforma del Nogal del Barranco (otros tres o cuatro kilómetros), donde dejamos el coche. En total, casi 180 kilómetros que se hacen en unas dos horas o dos horas y media.

Desde la plataforma del Nogal del Barranco (1.240 m.) parte un camino empedrado por el que en aproximadamente otras dos horas llegamos al Refugio Victory (1995 m.). Al llegar a la Apretura el camino continúa pegado a la pared con bastante inclinación y exigirá que usemos las manos en más de una ocasión. También se puede coger el camino que veremos a nuestra izquierda y que tras una sucesión de interminables zetas nos lleva igualmente al refugio.

En la plataforma del Nogal del Barranco hay un chiringuito (“La Cabra”) que abre en verano y algunos fines de semana. Es un lugar perfecto para tomar un bocadillo, unas raciones o unas cervecitas. El personal que lo atiende es muy atento y las viandas son de lo mejorcito y a un precio bastante razonable.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!