CHAD (6a o V/A1) - PLACAS DEL HALCÓN - LA PEDRIZA

Muy cerca del aparcamiento de El Tranco, en La Pedriza, en el precioso Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, en la Comunidad de Madrid, se encuentran las Placas del Halcón.

Para llegar a las placas dejamos el coche en El Tranco, a pocos kilómetros del pueblo de Manzanares el Real, adonde tendremos que llegar temprano si no queremos tener problemas de aparcamiento. Subiendo por las escaleras del lateral de Casa Julián comienza un camino que en no más de treinta minutos, nos lleva a las Placas del Halcón. Desde El Tranco atravesamos una puerta de metal (dejarla cerrada), y seguimos el camino recto dejando al lado una serie de chalets que esperemos no sean más porque al paso que van acabarán construyéndolos en la cima del Yelmo. El camino pasa por delante de El Indio mientras vamos viendo a nuestra izquierda multitud de sectores conocidos de otras salidas (las Placas del Kanalla, la Placa de las Nueve, las Placas del Emilio). Al poco de pasar por las verticales paredes de El Indio un caminito a la izquierda sube en dirección a las Placas del Halcón.

La belleza natural de La Pedriza no deja de sorprendernos

En esta zona de escalada encontraremos unos 20 itinerarios, la mayoría de varios largos, de todas las dificultades pero predominando las vías sencillas en las que no tendremos que superar dificultades superiores al V+. Entre ellas destacan la vía Vallecas, en la estupenda Placa Sánchez, en la zona superior derecha del sector y la que hoy queremos intentar, la Chad, vía que muchos ya consideran una clásica de La Pedriza.

Es 28 de octubre de 2006, hace un sol radiante ya a las diez de la mañana y nos hemos juntado seis amiguetes para disfrutar de un día espléndido de escalada pedricera. Formamos tres cordadas, Luis Martínez y un colega del rocódromo de Alcorcón al que va de vez en cuando que se ha venido con él; Aquilino Ramírez y Miguel Merlo; y Luis Sebastián y Pablo Parrón.

El inicio de la vía se identifica por una chapa azul (esto pone en alguna guía pero las chapas la verdad siempre las he visto de color naranja) en la parte derecha de las Placas del Halcón, aunque realmente cualquiera de las vías que salen por los lados presentan una dificultad similar y nos permiten llegar a las mismas reuniones. Los dos primeros largos los empalmamos en uno (IV y V-, respectivamente).

En esta imagen y las dos que siguen se aprecian bien las
amables placas por las que transcurren los primeros largos

Los dos siguientes largos siguen la misma tónica de adherencia en placa clásica de La Pedriza. Aunque inicialmente nos planteamos también empalmarlos, finalmente no lo vemos claro y montamos reunión intermedia. Menos mal, porque luego vimos que la cuerda de 60 metros no nos hubiera dado para llegar al pie del diedro que marca el paso clave de la vía, donde están los parabolts de la cuarta reunión. Estos dos largos salen también IV y V-. Hasta aquí la vía es muy fácil pero hay que tener en cuenta que los seguros son buriles muy viejos y distanciados por lo que habrá que contar con el factor psicológico que siempre implica cierta exposición.

Los largos 3 y 4 continúan con la tónica de los anteriores
El cuarto largo nos deja en la base del
diedro que constituye el paso clave de la Chad

El quinto largo sigue por un marcado diedro a la derecha de un bonito techo que se supera en bavaresa (6a) o bien en artificial (A1/V) aprovechando tres parabolts perfectamente colocados para superar el tramo más difícil. El largo sigue por el diedro, que ahora se tumba y se convierte en canalizo, y que si queremos podemos proteger con algún friend mediano y grande.

En el diedro del quinto largo (6a). La cercanía
de las chapas permite superarlo sin excesivos problemas

Para el descenso se puede rapelar por la misma vía (sólo si no hay gente, lo que rara vez ocurrirá en las Placas del Halcón), o bien seguir por unos bloques hacia la derecha y una repisa algo expuesta pero fácil hasta el descuelgue de la vía Vallecas, que con cuerdas de sesenta metros nos deja al pie de la Placa Sánchez, desde donde hay que seguir destrepando por una canal paralela a las vías de escalada que nos deja en el punto de partida.

La vía es rapelable, pero ¡sólo si no molestamos!

Datos prácticos:

¿Cómo llegar a La Pedriza?

Desde Madrid lo mejor es salir por el norte para tomar la carretera de Colmenar Viejo y seguir las indicaciones hasta Manzanares el Real. Según salimos del pueblo veremos el cartel que indica la entrada a la Pedriza. Para llegar al parking de Cantocochino en fines de semana la barrera suele estar abierta hasta las nueve de la mañana. Hay que recordar que el número de coches está limitado y una vez superado el cupo sólo se puede entrar cuando salga alguno. Desde hace un par de años en verano y fines de semana un autobús gratuito hace el recorrido.

Dificultad: 6a o V/A1. Buriles viejos.

Longitud: 160 metros.

Material: cintas exprés y algún friend mediano y grande para el último largo. Si haces el artificial un estribo no viene mal pero se puede hacer perfectamente tirando de las chapas.

Más información:

- La Pedriza - Guía de Escalada, de J. Ignacio Luján y David A. Zapata, editada por Barrabes Editorial, pág. 161.
- Pedriza – Escaladas fáciles (tomo I), de Tino Núñez, editada por Desnivel Ediciones, págs. 22-23.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!