NORESTE DEL ESPIGÜETE - FUENTES CARRIONAS - MONTAÑA PALENTINA

El Espigüete (2450 m.), es una de las montañas más características del macizo de Fuentes Carrionas, en la montaña palentina. Por todas sus caras se han abierto vías de invierno y verano, hielo, mixto y roca. El Corredor Noreste ofrece una escalada muy estética, agradecida por su escasa aproximación y, en buenas condiciones, de poca dificultad. No obstante, una caída con nieve dura en muchos puntos del recorrido seguro que tendrá un mal final por lo que hay que extremar las precauciones.


Hace ya algún tiempo que no escalo con Pablo Renedo pero este fin de semana, del 10 al 11 de abril de 2010, hemos podido cuadrar una salida junto con Luis Sebastián y nos plantamos en el pueblo de Cardaño de Arriba después de unas cinco horas de carretera desde Madrid. Al día siguiente queremos hacer la Noreste del Espigüete que, a juzgar por el buen invierno que hemos tenido, tiene estar en muy buenas condiciones.

Hay que aproximarse a una antigua zona de acampada conocida como Pinollano. A la izquierda hay un parking para unos diez coches y justo enfrente unos prados muy tentadores para vivaquear aunque en principio esta actividad tan tremendamente dañina para el medio ambiente (...) esté prohibida en todo el parque. Al final comer lechuga llegará a estar tipificado en el Código Penal...

La cuestión es que vivaqueamos a la luz de las estrellas y nos despertamos con una capita de hielo cubriéndolo todo, incluido el saco de plumas que no he protegido con una funda de vivac. Ha caído una buena pelona y es que en esta zona las noches pueden ser muy frías, aunque luego vamos a tener un día perfecto. El saco mojado va al maletero, y después de tomar unas galletas con colacao empezamos a andar por la pista que sube a la montaña. Son las siete de la mañana y todavía es de noche. A los pocos minutos de caminata un caminito a nuestra izquierda (algún hito) sube hacia la cara noreste y directo a un pequeño refugio no guardado que está en muy buenas condiciones para pasar la noche con la pared noreste del Espigüete como telón de fondo. Unos veinte minutos desde el coche.

El refugio libre en la base de la cara norte del Espigüete

Desde el mismo refugio comienza la nieve y mientras se va aclarando el día guardamos los frontales y nos ponemos los crampones, casco y arnés para iniciar la subida que desde aquí ya se ve casi en su totalidad.

Varias pendientes sucesivas de no más de 35 grados, con tendencia hacia la derecha nos van acercando a la entrada de un corredor encajonado, a la izquierda de una gran pared con una cueva en su base. Como el terreno se inclina progresivamente, cambiamos bastones por piolets y nos acercamos al corredor (50 grados), que subimos directamente y con bastante facilidad por una buena huella. El corredor se estrecha y puede que veamos algún clavo para asegurar en caso necesario. El corredor se abre y desde aquí las variantes son múltiples. En general, cuanto más a la derecha más fácil (45-50 grados) pero por la izquierda podemos buscar dificultades al gusto por casi cualquier parte.


Llegamos a una brecha que forma una bonita arista, en la que no puede faltar la foto de rigor. Otra vez podemos plantearnos ir lo más a la derecha, más sencillo, o seguir un poco hacia la izquierda y de forma directa hasta la misma cumbre este (2444 m.). Opto por la versión izquierda y por pendientes de unos 55 grados con nieve fácil en la que los crampones clavan bien, llegamos a la cima sobre las 10,30 h.


Una arista preciosa y fácil (como siempre, con precaución), nos lleva en no más de 20 minutos a la cumbre oeste (2450 m.). Desde la cima se ve todo el Parque Natural de Fuentes Carrionas, el Curavacas, la línea de descenso por la cara sur... Para bajar podemos optar por la ruta normal de la cara sur, la más sencilla pero que luego requiere rodear toda la montaña para volver al coche (una buena vuelta), o por la ruta normal de la cara norte, algo más difícil pero muy directa y que normalmente no presenta inclinaciones superiores a los 40 grados. La canal de bajada comienza a medio camino entre las cumbres este-oeste y normalmente habrá huella. El descenso por la cara norte acaba en la Cascada del Mazobres, aunque antes de llegar a ella, cuando ya la estamos viendo, un camino a la derecha enlaza con la ruta de subida y la pista que lleva hasta el aparcamiento.


Datos prácticos:

Acceso: en la carretera que une Cardaño de Abajo con Cardaño de Arriba hay un aparcamiento desde el que sale la pista que da acceso a todo el sector oeste y norte de la montaña.

Dificultad: AD/AD+, según condiciones. La pendiente es mantenida entre 45 y 50 grados con algún punto en el que puede llegar a 55 grados. Se gradúa normalmente en las reseñas clásicas como III/2. En la parte superior lo normal es seguir lo más a la derecha posible por pendientes de 45-50 grados pero también se pueden buscar variantes por la izquierda de hasta 70-80 grados. La travesía por la arista entre las cumbres este-oeste es fácil.

Longitud: 400 metros.

Horarios: unos 20 minutos para llegar al pequeño refugio no guardado que hay al pie de la cara noreste. Desde aquí entre dos y tres horas para la vía, que acaba en la cima este. Hay que sumar otros 20 minutos para alcanzar la cima oeste y algo más de una hora para la bajada.

Material: normalmente con piolet y crampones basta pero se disfrutará más con dos piolets y casco. También se puede llevar cuerda y material para asegurar, según condiciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!