PSICOTERAPIA (6b+) - CINCO CESTOS - LA PEDRIZA

Domingo 8 de mayo de 2011, el calor ya empieza a apretar en La Pedriza en estas fechas pero todavía se puede disfrutar de la escalada sin que los gatos se derritan en el granito, como pasa literalmente muchos días del verano. Vamos Miriam López, Luis Martínez, Manuel Barranco y Pablo Parrón, con intención de completar la pequeña maratón de escalada que propone Luis. Salir del Tranco hacia Musgogénesis para hacer una vía de tres largos, luego remontar por encima de este sector hasta Cinco Cestos para hacer otra vía de tres largos (la Psicoterapia), seguir remontando hasta El Elefantito para ascenderlo por la ruta normal y, finalmente, escalar una fisura de autoprotección cercana al Elefantito de la que no he visto reseña publicada alguna y constituye uno de esos secretos con que La Pedri no deja de sorprendernos después de las cientos de veces que la hemos visitado.

 
El meño de Cinco Cestos fue en su momento un emblema de la escalada clásica de La Pedriza, cuando los medios artificiales se usaban más habitualmente, pero hoy en día la escalada en la zona se concentra esencialmente en las placas que se encuentran al lado. No es zona de iniciación y el grado medio oscila el 6c pero tiene alguna opción asequible como la Colocausto (V+). La Psicoterapia es de las que figuran como recomendadas en la Guía de Barrabés y Luis se pone con el primer largo (6b+). Los primeros seis o siete metros pueden hacerse directamente por la placa (expuesto porque no es fácil y no hay protección posible) o mejor por los escalones de roca de la izquierda, hasta la fisura por la que sigue el largo. Como el parabolt queda demasiado alto y la caída tiene un buen coscorrón conviene meter un friend mediano antes de montarse en la fisura y chaparlo. A continuación viene el paso más difícil (6b+), que además es obligado aunque a partir de aquí está bien protegido. La fisura se va cegando y al final conviene dar un par de pasos hacia la derecha y llegar por lo más fácil a la reunión. Luis se da el largo sin mayor problema pero los demás no lo vemos y lo hacemos todos de segundos y teniendo que tirar de las cintas en algún momento.


Continúo por el segundo largo (6a), que enlaza con otra fisura ligeramente a la derecha también protegida con parabolts y que se ciega progresivamente. Algunos agujeros en la fisura permiten avanzar cada vez más en adherencia hasta la segunda reunión.


Manuel inicia el tercer largo (V), totalmente de adherencia, con el granito algo arenoso en los primeros metros y luego por terreno más sencillo (IV+) hacia un árbol en el que se hace la última reunión.


Para bajar lo mejor es buscar unos veinte metros a la derecha una reunión con argollas para rapelar. Con cuerdas de sesenta metros en una sola tirada estamos en el suelo.

Estando en Cinco Cestos merece la pena subir los metros que nos separan del Elefantito, bien visible y que se puede escalar en unos minutos por terreno que no supera el IV grado. La tremenda similitud de la roca con el mamífero que le da nombre llama la atención a primera vista y la foto no puede faltar.


Desde la misma trompa del Elefantito se divisa a unos quinientos metros un bloque con forma de huevo partido por una fisura perfecta totalmente vertical. Como no conocemos reseña alguna decidimos llamarla la Fisura del Huevo, para entendernos entre nosotros, y nos acercamos pese a que la dificultad parece totalmente fuera de nuestros límites. Luis ya la conoce y nos asegura que es asequible. Al llegar a ella se revela efectivamente más asequible de lo que parecía y perfectamente protegible con friends, que a poco finos que seamos pueden quedar colocados a cañón. Así que los cuatro la probamos y coincidimos en que es diversión en estado puro, para mí la mejor fisura que conozco en La Pedriza hasta la fecha.

 
Datos prácticos: 

Acceso: al aparcamiento del Tranco se llega desde el pueblo de Manzanares el Real, a 63 kilómetros de Madrid por la Carretera de Colmenar Viejo. No hay mucho espacio para los coches así que hay que madrugar. También se puede entrar en La Pedriza por el Parking de Cantocochino (desvío indicado a la derecha a la salida de Manzanares).

Desde el Tranco subimos por las escaleras al lado de Casa Julián y tomamos la Senda Carbonera, marcada con pintura, hasta la Gran Cañada. Desde el cruce de caminos en la Gran Cañada seguir unos doscientos metros hacia el Este hasta que veamos el característico meño de Cinco Cestos. Sólo queda llegar hasta las placas. En total aproximadamente una hora.

Dificultad: 6b+, 6a, V.

Longitud: 75 metros.

Horario: una hora.

Material: la vía está equipada con parabolts, lo suficientemente alejados para que haya que hacer todos los pasos en libre. Conviene llevar algún friend mediano para proteger hasta llegar a la primera chapa. Casco.

Más información:

- Guía de Escalada de La Pedriza, de Ignacio Luján y David Zapata, pág. 189. Barrabés Editorial.
- Un buen croquis: http://josetxu.com/c_pedriza_cincocestos.php
- Croquis del Elefantito: http://josetxu.com/c_pedriza_elefantito.php

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!