GUIRLES-CAMPOS A LA SUR DEL YELMO – LA PEDRIZA

La inmensa mole granítica de la Peña del Yelmo es sin lugar a dudas la más renombrada y conocida de La Pedriza, bien visible casi desde cualquier punto, no sólo de nuestra sierra sino también desde las carreteras de acceso a la misma. El reto de recorrer en libre su cara sur por el mismo centro fue anhelado durante décadas por los entusiastas de la escalada.

La vía que en 1976 trazó la famosa cordada de la época formada por Daniel Guirles y Luis Campos sigue siendo uno de los mejores itinerarios del Yelmo y de La Pedriza, realmente representativa de la anhelada para algunos y temida para otros adherencia pedricera.


Huyendo de los rigores del verano madrileño nos encaminamos la tarde del 28 de julio de 2012 Beatriz Peña y Pablo Parrón hacia el Yelmo cargando el material necesario para vivaquear en la hermosa pradera que se extiende al pie de su cara sur. Nos quedamos justitos con el saco fino de verano y bien temprano nos disponemos a repetir la genial línea trazada por Luis y Daniel hace casi cuarenta años.

El primer largo (6b o V+/A0) comienza ascendiendo por una laja en diagonal hacia la derecha hasta situarnos en la primera chapa que encontramos en la gran placa por la que sigue el itinerario. Son unos 8 metros (IV) en los que podemos asegurar con algún friend mediano-grande. Luego hay que seguir la línea de chapas hasta un paso difícil (6a+ o 6b, según reseñas), que puede hacerse en artificial sin problemas. Desde aquí hasta la reunión quedan unos diez metros (V) sin posibilidad de asegurar.


El segundo largo (V-) sale con tendencia hacia la izquierda por una bonita placa y sigue recto hasta la reunión, visible desde el comienzo. Sólo una chapa en todo el largo, que tendrá unos 25 metros. Decidimos colocar una cinta larga en la reunión y seguir directamente hasta la tercera en el que sería el tercer largo (V-), que sigue con tendencia hacia la izquierda por placa de similares características al anterior en lo que al aseguramiento se refiere.

El cuarto largo (V-) sale recto (IV), o si se prefiere por unas fisurillas hacia la izquierda ligeramente más sencillas que permiten colocar algún friend pequeño, hasta una evidente fisura horizontal en la que habrá que colocar algún friend pequeño, o dos si lo preferimos porque lo que queda, una preciosa placa en diagonal hacia la derecha hasta un arbolito característico, no admite protección alguna. La reunión se encuentra justo al lado del arbolito.


El quinto largo (V) sale en travesía hacia la derecha y la dificultad dependerá del punto en el que decidamos comenzar a tirar recto hacia arriba. Si superamos el árbol unos metros a su derecha la dificultad será V. Si optamos por subir directamente a la altura del árbol, la placa será 6a. En cualquier caso no es posible asegurar y el factor dos de caída sobre la reunión no nos lo quita nadie. El recorrido sigue subiendo con tendencia hacia la izquierda hasta un parabolt y más adelante la reunión.
 
Aunque podríamos dar por finalizada la escalada ascendiendo unos metros de trámite (III+) y emprender el descenso por la vía Valentina, nos hemos quedado con ganas y optamos por hacer un sexto largo (IV+) por un precioso muro vertical que tenemos a nuestra derecha. Unos metros fáciles por placa hasta el pie del muro. No debe ser muy repetido a juzgar por la cantidad de musgo que encontramos pero es realmente bonito y divertido, en todo momento con buenas setas para agarrarse, aunque sin la suficiente curvatura como para hacer un aseguramiento mínimamente decente. Por encima del muro salida a placa fácil hasta el fin de las dificultades, casi a tope de cuerda (la que llevamos es de 60 metros), donde podemos aprovechar alguna reunión de otra vía o montarla con friends.
 


Datos prácticos:

Cómo ir: para llegar al Yelmo lo más habitual es salir de Cantocochino y subir a la Gran Cañada o bien por el camino que sube hacia el Cancho de los Brezos o bien por el camino que va más a la derecha y pasa al lado de Cancho Butrón y Colina Hueca para llegar también a la Gran Cañada. Desde aquí giramos a la izquierda para continuar subiendo, pasamos por una fuente y llegamos a la pradera del Yelmo. También se puede subir desde El Tranco por la Senda Carbonera hasta la Gran Cañada y continuar como en los casos anteriores. Con independencia del camino elegido lo normal será tardar entre una hora y media y dos horas.

Horarios: 1,30 h. para la aproximación desde el parking de Cantochino a pie de vía. La escalada nos llevará un par de horas.

Longitud: 200 metros aprox. El último largo lo hacemos a tope de cuerda (unos 55 metros) y los demás oscilan entre 20 y 35 metros.

Dificultad: 6b o V+/A0, V-, V-, V-, V, IV+. Excelente escalada para disfrutar de la famosa adherencia pedricera en su máxima expresión. Seguros escasos aunque lo más difícil se encuentra en el primer largo y está bien asegurado, pudiéndose hacer en artificial sencillo. M2 en la escala de exposición de La Pedriza. No debe asustarnos pero mejor ir con la mente despejada.

Material: cintas exprés y friends. Casco. Si hacemos el último largo aquí propuesto cuerda de 60 metros, sino la longitud puede ser inferior. Todas las reuniones están equipadas con dos parabolts con argolla, salvo la última, que montamos con un par de friends medianos.

Más información:

- Guía de Escalada de La Pedriza, de J. Ignacio Luján y David A. Zapata, págs. 234-235. Editorial Barrabés.
- Guía de Escaladas en La Pedriza de Manzanares, de la Federación Madrileña de Montañismo. Desnivel Ediciones, pág. 64.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!