Choose your language:

CUYLARET CON ESQUÍS – EL PORTALET – PIRINEOS

Primeros días del año 2020, estamos a 5 de enero, temperaturas muy bajas por las noches que suben desproporcionadamente durante el día y lleva sin nevar unas pocas semanas… La consecuencia inmediata para el esquí de travesía es que cambiamos el riesgo de aludes por pendientes heladas que pueden convertir una caída tonta en un drama serio al mínimo despiste. En estas condiciones subimos al Pico Cuylaret (2291 m.), ascensión normalmente sencilla pero que hoy nos va a exigir emplearnos a fondo, incluso aunque empecemos casi a las doce de la mañana y la orientación del recorrido, tanto a la subida como a la bajada, sea este-noreste.


 Aunque suele comenzarse a foquear desde el aparcamiento de L’Araille, en la vertiente francesa, a un kilómetro de la frontera del Portalet, estamos en plenas fiestas y hace un día estupendo así que todo se llena rápidamente. Dejamos el coche en el aparcamiento del lado español de la frontera, donde hemos dormido, ya que en el lado francés, está prohibida la pernocta en autocaravana. No es problema ya que tras caminar poco más de medio kilómetro por la carretera ya es posible calzarse los esquís y salvar la primera dificultad del día, cruzar el torrente Ruisseau du Portalet. Tras hacer los malabarismos pertinentes por el lugar que mejor pinta tiene, progresamos hacia el oeste por terreno muy abierto alucinados con la imponente silueta del Midi d’Ossau siempre presente.


En función de la cantidad de nieve podemos ir virando progresivamente en dirección suroeste enfilando directamente hacia la cumbre del Cuylaret, siendo posible la ascensión prácticamente por donde mejor nos parezca. Cincuenta metros antes de la cumbre, que en nuestro caso afrontamos de frente, nos vemos obligados a poner cuchillas o crampones y en un periquete estamos en la cima. A las vistas del Midi se añaden ahora las no menos impresionantes de la cara norte del Anayet, y Pico Espelunciecha que esquiamos ayer mismo.


Una vez preparados para el descenso bajamos los primeros metros por una plancha de puro hielo en la que hay que extremar la precaución porque una caída supondría resbalar durante muchos metros y el roce con el hielo puede causar quemaduras muy serias. El resto del descenso puede hacerse por muchos sitios, aunque como ya lo conocemos bajamos lo más recto posible y con cierta tendencia a la derecha hasta dar con una pala final de unos 40 grados que hace las delicias de cualquiera. Al estar la nieve bastante dura los giros se hacen como si de una pista se tratara, en un marco incomparable con cualquier trazado balizado. Con nieve blanda en esta pala hay que prever pequeñas coladas creadas a nuestro paso y saber dejarlas a un lado.

 
Después de 300 metros de desnivel desde la cima, cuando estemos de nuevo aproximadamente sobre la cota 2000 metros, vamos buscando el mejor trazado para llegar directos al Puerto del Portalet sin hacer ninguna remontada, siendo posible llegar prácticamente hasta el coche, aunque volver a cruzar el Ruisseau du Portalet para llegar a la carretera será otra pequeña aventura dentro de esta aventurilla navideña.

Actividad realizada el 5 de enero de 2020 por Beatriz Peña, Laura Castán, Ignacio y Pablo Parrón.

Datos prácticos:

Acceso: desde Huesca seguir hasta Sabiñánigo, Biescas, Escarrilla y finalmente la frontera con Francia en el Puerto del Portalet. Se puede salir desde la misma frontera (hay aparcamientos en ambas vertientes) o desde el parking que hay en el lado francés a un kilómetro de la frontera, que es el habitual para subir al Midi d’Ossau.

Dificultad: la ruta es fácil, sin pendientes fuertes, aunque con nieve dura los últimos metros para llegar a la cima requieren cuchillas o crampones. En otro caso se llega hasta la cima con los esquís puestos sin mayor problema. El día que ascendimos varias personas se quedaron a 50 metros de la cumbre por no llevar crampones. La bajada es muy agradable aunque podemos complicarla lo que queramos buscando pendientes bastante fuertes si descendemos desde la cima con tendencia a la derecha. Si la tendencia es hacia la izquierda, las pendientes son suaves.

Desnivel: 500 metros de desnivel positivo.

Horarios: toda la actividad puede hacerse en 3 horas con mucha calma y paradas incluidas.

Material: arva, pala y sonda si el riesgo de aludes lo aconseja, aunque las ascensiones en esta zona suelen recomendarse cuando en otras el riesgo es notable. Con nieve dura, crampones o cuchillas por si acaso.

Más información:

- Esquí de montaña en el Pirineo aragonés, de Manuel López Sarrión, publicado por Desnivel Ediciones, págs. 63-66.
- Track GPS en Wikiloc.

Y para deleite, algunas fotos de Ignacio, que es profesional y se nota, ¡se nota mucho!
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Ayudanos a mantener la página!